Windows Live Messenger + Facebook

SEGUIDORES DE GOOGLE

MIS AMADOS SEGUIDORES

sábado, 21 de julio de 2012

O.M. AÏVANHOV 17 julio 2012 autresdimens con audio

O.M. AÏVANHOV 17 julio 2012 autresdimens con audio



Original en francés
www.autresdimensions.com
Canalizado por: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Amparo Iribas
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com
Audio

http://www.yakitome.com/data/9214039895/yak_P9ItUHS67mrE9EEH1rN7DCQwCL8cGyPk8QlzgnFOeIqp6a2LeBov4LnIpzkvwBRWSDuC8wu8SlEGLJUI8HRRTxJ54FH.mp3


Pues bien, queridos amigos, estoy extremadamente contento de encontrarlos. Les transmito todas mis bendiciones.

Pregunta: ¿Por qué, cuando cierro los ojos, me encuentro sumida en las experiencias de mi infancia, antes de 7 años (los olores de las flores en las praderas, por ejemplo)?

Tienes tanto como, luego de lo que ha dicho BIDI, 4 años para retroceder (Nde: ver la intervención de BIDI-1 del 13 julio 2012), y es bueno. Es para ti exactamente una buena edad, después de lo que él dijo, hay que rejuvenecer todavía. No, más seriamente, independientemente de todo lo que dicen MARIA, los Arcángeles, nosotros también (Nde: los Ancianos), ustedes viven cosas particulares, ¿no es así? Vuestra conciencia hace el yoyo, no es más el “yoyotaje” (ndt: hace un juego de palabras aplicando un neologismo de yoyoter en fr: perder la cabeza) de los mechones de pelo, es el “yoyotaje” de la conciencia: ella pasa de un estado a otro, y les hace vivir cosas inhabituales. Entonces, desde luego, la acción del Manto Azul de la Gracia, la acción de la Onda de Vida, como ustedes saben, viene a cosquillear los dos primeros chakras, y es el lugar donde se encuentra también las memorias. Eso no quiere decir que es negativo o positivo. Eso quizá puede estar unido al trabajo que les ha pedido BIDI, sobre la refutación. Si es eso, se necesita que tus recuerdos retrocedan en el tiempo. Entonces, pide a tu conciencia que rejuvenezca. Ahora, como dices, las flores en la pradera, es agradable, pero eso no sirve de gran cosa, por tanto, hay necesariamente algo que debe servir, ¿no es así? Por consiguiente, lo que debe servir, es probablemente una de las dos hipótesis que acabo de darte: o está ligado a la Onda de Vida, que elimina las cosas a las cuales estás apegada (incluso agradables), o, es, efectivamente, que has comenzado, desde algún tiempo, la pesquisa sobre la Refutación, y en tu pesquisa, hay un error de apreciación, no estás en buena edad.

Pregunta: Usted ha sido mi Maestro, ahora, mi mejor amigo. Quisiera que usted desarrollara el ejemplo del pastor y su bastón, versus lo que nosotros vivimos, es decir algunos viven el Resplandor del Corazón, otros no, algunos viven el de la cabeza, otros no, otros la Onda de Vida, otros no. Y algunas personas, nada en ese nivel, pero están muy conectadas a su Êtreté.

Entonces, hay que retomar el orden. Como me llamaste tu Maestro, hay que ponerse de acuerdo bien sobre eso. Porque ser un Maestro (como se me llamó, y que yo rechacé, además, hasta un cierto punto), va a traducir, siempre, en lo que se llama los discípulos, una necesidad de amor, desde luego, pero también, si es posible, de dar un ejemplo. Entonces, desde luego, el Maestro, es algo que dirige el rebaño. No hay que confundir el rebaño de aquellos que están en plena naturaleza, y el rebaño que está llevado por la ignorancia. Hay que imitar al CRISTO. El pastor, sabe cuál es su misión: es la de reunir el rebaño, es la de permitirle estar tranquilo. Pero el pastor, tiene la carga del rebaño. Hay por tanto, a la vez, la responsabilidad, pero también una cierta forma de deber, que las ovejas sean de él o no, ¿no es así? Pero el cuadro es diferente. Yo sé que el CRISTO dijo: “Paz, mis corderos, Paz, mis ovejas”, porque él consideraba que la humanidad (en todo caso, lo que le hizo decir) era su rebaño. Pero el rebaño es algo, para un Maestro, es necesario que él sea como lo hizo el CRISTO: un verdadero Maestro, se pone a los pies de sus discípulos y les lava los pies. Eso quiere decir que no hay superior, no hay inferior, se debe conservar, como espero haberlo hecho en mi vida, su humanidad. No se pone encima. El CRISTO nunca se puso encima. El dijo: “lo que yo hago, lo harán ustedes, mucho más grande todavía”. Y él lavaba los pies de sus apóstoles, hizo muchas cosas que mostraban que se dirigiría a aquellos que lo miraban, con Amor, como sus iguales. No era en absoluto el caso, desde luego, cuando estaba con los doctores de la ley, es decir aquellos que se tomaban, a través de sus conocimientos, por eruditos y por superiores. No amó nunca eso. Y era, también, el caso, en mi vida.

Desde luego, hay muchísimos conocimientos que he dado, a los cuales tú has asistido, comidas que fueron tomadas juntos, y gente que venía conmigo a la meditación. Pero lo más importante, es ocupar vuestro mental: incluso si no podía formularlo de esta manera, durante mi vida, cuando estaba encarnado, era importante ocupar el mental mientras pasaba otra cosa. ¿Por qué creen ustedes que yo les hago hacer preguntas? Lo importante no es la respuesta, como diría BIDI, es lo que circula entre nosotros. Desde luego que ustedes tienen necesidad de conocer la significación, de esto o de aquello, y de relacionarlo con lo que les fue dicho, por ejemplo en el cuadro de las Bodas Celestes. Se les dijo: “ustedes van a tener una Vibración a tal lugar del cuerpo”. Y desde luego, si ella se produce, ustedes están, de algún modo, no tranquilos, pero sienten que forman parte de algo que es coherente, que es lógico. Cuando yo hablaba de los Sephiroth, cuando hablaba de la sexualidad, cuando hablaba de los elementos, de la alimentación, es exactamente el mismo principio. No era para darles, únicamente, las reglas a seguir, sino era para que intentaran hacer, realmente, la experiencia. Cuando Anael les dice, hoy, de tomar líquido, o cuando se les dice, por ejemplo, para la Onda de Vida, para aquellos que la viven, de hacer tal movimiento con las piernas, ustedes verifican por sí mismos que eso funciona, ¿no es así? Lo importante está ahí. Que a través incluso de los movimientos, incluso la danza, incluso los yogas, eso va a servir, no tanto para desarrollar la energía vital (incluso si es importante, por supuesto, de tener antes un cuerpo con buena salud que con mala salud, pero no es necesario que eso se vuelva tampoco una obsesión, como algunos lo hicieron durante mi vida), sino lo importante, es que vuestro mental esté ocupado, y constate, por sí mismo, los efectos de algunas cosas (como la meditación al Sol, como la acción de los chakras, de los Sephiroth, de los que hablé mucho). Y entonces, que ellos puedan tener una utilidad práctica, en la vida de todos los días.

El Maestro es aquél que quizá, aprendió más cosas, pero eso, eso no le sirve de nada, porque un Maestro que únicamente diera lo que aprendió, o lo que experimentó, sin ser capaz de entrenar al otro, a, no obedecerle, sino a hacer la misma cosa… Y eso pasa, ustedes saben, para la humanidad, por el hecho de establecer relaciones, intercambios, donde la gente puede sentir algo. Entonces, es verdad, yo debo decir que (y hay otros aquí, además, que yo conozco) que hay gente que ha tenido una forma de dependencia, y eso, es muy peligroso para el Maestro. Porque desde que hay una dependencia, hay una obliteración, en algún lugar, de la Conciencia, que se hace. Ustedes deben ser Libres, es decir que deben experimentar por ustedes mismos. Como decía HERMANO K: mientras que ustedes siguen a alguien, no pueden seguirse a sí mismos, no están sobre vuestro camino. Por supuesto, el ser humano siempre tuvo necesidad de buscar un modelo, pero Buda decía: “hay que matar el modelo”, ¿no es así? Mientras que no se mata el modelo, tú quedas, en alguna parte, o en la sumisión, o en obcecación, o en lo afectivo. Y en algunos casos, hay, realmente, un intercambio de Corazón a Corazón. Nosotros lo hemos vivido, en mi vida, con muchos, ¿no es así? Pero las circunstancias hoy no son las mismas que hace treinta y cinco años, lo sabes bien.

Pero, una vez más, yo insisto: la época es profundamente diferente. Lo que se vive, desde que partí, es de todas formas algo que es único en la historia de la humanidad, o en todo caso, que no se produce en una vida. Es algo, cuando yo era muy joven, que mi maestro Bença (Nde: Bença Deunov) había expresado delante de mí (que yo no había comprendido, además), cuando el hablaba del Fuego purificador que había de venir. Y yo nunca comprendía, hasta el momento en que partí, ¿no es así? Porque, por supuesto, aquel que es pastor, pone atención a su rebaño, pero no es un rebaño en el sentido de una propiedad: es en el sentido de una responsabilidad. Pero, una vez más, es muy delicado. Cuando yo viajaba, muy joven, en India, por ejemplo, yo vi cosas muy bellas, pero vi también cosas muy, muy feas. Desde el instante donde tú entregas tu poder personal, hay un gran problema. En cambio, si hay Amor, de los dos lados, es ya menos problemático. El único riesgo, efectivamente, y yo lo viví también en mi vida, es de acarrear una dependencia. Y además, entre ustedes, aquí y en otra parte, yo vi las veces, que se siente esta nostalgia de haber perdido como algo muy querido, muy preciado. Y eso, es desagradable, ¿no es así? Porque eso crea los lazos. Y esos lazos no son necesariamente el verdadero lazo del Corazón, porque no hay una coloración paternalista, hay una coloración humana, normal, pero que está llevada sobre esta noción de carencia. Y eso, eso puede ser molesto para algunos de ustedes.

Ahora, lo que vive cada uno (y no vive), ustedes saben, es profundamente diferente. A medida que pasó el tiempo (en todo caso, para el occidente europeo), ustedes vivieron los procesos Vibratorios, que les han sido descritos, que muchos que los siguieron, los vivieron. Y luego, tienen seres que se han desviado de eso, ¿por qué? Porque el ego era muy fuerte. Porque, a pesar de lo que era vivido, no había una real aspiración hacia la Luz. Durante mi vida, insistí siempre: esta Luz, debe estar presente, en ustedes, en permanencia. Pero ustedes saben también que, cuando la Luz llega, hay que dejarla actuar. Y ahora, se les dice de ir todavía más lejos. Y entre todos esos seres (mucho más, además, en otros países que aquí, que siguen lo que nosotros les decimos, que viven las energías, la Conciencia), es de otro modo mucho más delicado aceptar de confiarse en la divina providencia, como decía MARÍA (Nde: ver su intervención del 15 julio 2012). Porque ahí, es más una aspiración hacia la Luz, una Tensión hacia la Luz, pero hay, radicalmente, que comprender que más hay Luz, menos se existe, como personalidad, como persona, como individuo. Y eso, cuando hay miedos, sufrimientos, que pertenecen exclusivamente a la persona, no es posible Abandonarse. Porque ustedes han sufrido tanto en este mundo, han vivido tantos traumatismos (que han sido creados a propósito), que eso parece a veces, difícil de ir hasta el final de lo que nosotros les proponemos, desde años. Pero, tranquilícense, el rebaño, es Uno: incluso si hay quienes cojean, incluso si hay quienes quieren experimentar otra cosa, incluso si no quieren subir a lo alto de la montaña, tendrán otros pastos.

Pero no sean los pastores. Sean la Luz, ahora. Se les dijo siempre que no podían llevarse a nadie, allí donde ustedes Están. Les dijimos, también, incluso a través de nuestras Presencias, que están a vuestros costados: estamos aquí para resonar con ustedes, para las Comuniones, las Fusiones, para vivir este Amor, que ustedes pueden vivir entre Hermanos y Hermanas, sobre la Tierra, desde el instante donde estén en la misma Vibración. Pero si ustedes hicieron las pruebas, habrán visto bien que, incluso para los seres que les son queridos, en ciertos casos, es muy difícil establecer esta Comunión Vibratoria o de Conciencia. Porque los seres no están listos, tienen miedo. Porque ¿qué es una Conciencia que entra en otra Conciencia? Al extremo, para esas personas que tienen miedo, es una posesión. No es una posesión diabólica, es una posesión de Luz. Pero mientras que ustedes están cristalizados sobre ustedes, no pueden ser poseídos por la Luz. Pues, es normal que ustedes estén en fases diferentes, y que no alimenten la misma aspiración. Cada uno es Libre, nosotros se lo hemos dicho siempre.

Es verdad que con una docena o veinticuatro neuronas, las preguntas cuestan mucho ensamblarlas. Pero observen que las preguntas que hacen la mayoría, ahora, y en las sesiones precedentes, miren bien, no es una necesidad de explicación: tienen necesidad de significado. ¿Por qué? Cuando ustedes viven una Vibración, miren un poco: todo eso, es nuevo. Bueno, por supuesto, no los chakras, pero la Onda de Vida, las Puertas, todo lo que ha sido desarrollado. Y cuando viven algo, tienen necesidad de tener el significado. Pero miren, para el cuerpo físico: ustedes caminan, pero no tienen necesidad de saber por qué, el pie, hace tal movimiento. Ustedes lo hacen. Intenten también, para lo que se vive, de vivirlo. No es el significado que es importante: el significado, va a alimentar al mental. En cambio, si ustedes se alimentan de la experiencia directa, lo que ha sido explicado para la Onda de Vida: la Onda de Vida los recorre, pero después, ustedes se vuelven la Onda de Vida. Pero si están observando, buscando un significado, mientras que lo viven, la Onda de Vida se detiene. Ahora, si buscan, después, los significados de tal elemento ¿para qué les sirve saber qué es esto o aquello? Salvo si hay, por supuesto, una explicación que está más allá del significado, pero que va (¿cómo decir?) a necesitar una forma de reajuste, de “realineaje” (Nde: neologismo sobre Fr. realigner: realinear) con algo: ahí, sí. Pero estén vigilantes, durante este período, porque, por supuesto, cuando hay algo nuevo, cuando MARIA llega, cuando un Arcángel llega, de entrada: ¿quién es? Antes que sumergirse en el contacto, porque el contacto está allí. Es como si el teléfono sonara, y ustedes buscan (bueno ahora, ustedes quizá tengan medios de saberlo, con las tecnologías), pero es como si, cuando el teléfono suena, antes de descolgar y de establecer la comunicación, ustedes quieren saber quién era. Pues, eso les impide vivir la comunicación, porque ustedes funcionan teniendo necesidad de saber quién se dirige a ustedes, y a quién ustedes se dirigen. Eso forma parte de lo que fue llamado la localización de la Conciencia. Ahora bien, los contactos con los Hermanos y las Hermanas, la Comunión, los contactos con MARIA, con MIGUEL, con otros, es ¿qué? Es hacerlos entrar en resonancia, en Comunión, y en Unión. No es intercambiar discursos sobre la lluvia y el buen tiempo, ¿no es así? Pues, si ustedes están en lo que viven, tendrán todas las respuestas, pero no las respuestas que están ligadas a la interrogación de vuestra cabeza, para saber quién es, o lo que eso hace: eso vendrá naturalmente, como la marcha viene naturalmente, como la respiración viene naturalmente, como la digestión se hace naturalmente (ustedes no tienen necesidad de saber cuáles son las enzimas que se ponen en movimiento, para digerir los alimentos, y sin embargo, eso se digiere). Es porque es nuevo. Pero, recuerden: más ustedes se extraen de la búsqueda del significado, de la necesidad de comprender, mientras que lo viven o después, más están en el Abandono. Pero, por supuesto, pueden continuar haciéndose preguntas, no son más que preguntas sobre la significación.

Pregunta: Desde algunos días, siento el Punto KI-RIS-TI de la espalda y las alas Etéricas todas las mañanas, a la misma hora. ¿Eso tiene un sentido particular?

El Punto KI-RIS-TI es la Puerta de entrada del Doble Crístico. Cuando MARIA les dice que ella está a la izquierda, y cuando los Arcángeles les dicen que están a la izquierda, en general, quedan a la izquierda. Pero el CRISTO, METATRON, el Doble Monádico, pasan también por la Puerta KI-RIS-TI. Porque el CRISTO es nuestro Doble para todos. Es un molde, es un modelo, no para adorar, sino para Ser. Y pues, en este período, el Manto Azul de la Gracia, la Onda de Vida, activan la zona que está alrededor de KI-RIS-TI, ahí donde se encuentran las alas Etéricas, ahí donde se apoya el Manto Azul de la Gracia (que les fue desarrollado, yo creo, por MARIA). Porque van a vivirlo, para aquellos que viven, por supuesto, eso. Pues, es el Llamado del CRISTO. Hay el Llamado de MARIA, hay El CRISTO y METATRON que empujan por detrás, y que abren el Corazón, cada vez más.

Pregunta: ¿Sentir los brazos como paralizados y atornillados al colchón, corresponde también a la Disolución?

Sí, tú te disuelves por los brazos. Es lo que nosotros les habíamos dicho: la Conciencia es Vibración. Entonces, por supuesto, los que están en el astral, van a decir: la conciencia, es la energía que circula, es la emoción. Después, se les habló de Luz Vibral, y que el Amor era Vibral. La Conciencia del Sí es Vibración, porque la Conciencia es Vibración. Y luego, ahora, ustedes comenzaron a constatar (para algunos de ustedes) que, cuando están en meditación, en Alineamiento, en la cama, el cuerpo parece volverse, o muy pesado, o desaparecer completamente de la Conciencia. Es totalmente normal. Entonces, a veces, es un pedazo del cuerpo que desaparece. Es totalmente lógico.

Pregunta: Estaba acompañada de una bilocación, puesto que al mismo tiempo, me vi parada a los pies de mi cama.

Está muy bien. Y eso, ustedes también van a hacer la experiencia. Al principio, si les hubiéramos dicho eso, ustedes habrían tenido miedo del hospital psiquiátrico. La bilocación, como la manifestaban los místicos (algunos místicos), hoy, ustedes pueden muy bien estar presentes en vuestro cuerpo físico, hacer algo, y ustedes tienen vuestro Doble (el vuestro, lo que ustedes Son, ustedes, en Êtreté) que se pasea en otra parte, y tener la Conciencia, y estar, al mismo tiempo, en los dos lugares. Es verdad que es extraño, pero es la estricta Verdad. Del mismo modo que, hoy, pueden tener un Hermano o una Hermana encarnados, que está, en algún lugar, efectuando un trabajo y al mismo tiempo está al lado de ustedes hablándoles. Ustedes no sueñan. Bueno, no hay que decirlo al psiquiatra, ¿eh? Pero es la estricta Verdad. Cuando les decimos que ustedes no estaban más localizados, sino deslocalizados, es exactamente eso. Entonces, por supuesto, tienen siempre gente que, ya en mi vida, antes, describían la presencia de un cuerpo astral, es decir que la gente estaba durmiéndose, y algún otro, a la otra punta del planeta, decía: “tú viniste a verme esta noche, yo te vi a los pies de mi cama”. Salvo que ahí, no fuera el cuerpo astral, por supuesto, eh, sea la estructura Etérica del Doble. Ustedes tienen una reconstrucción (nosotros se lo dijimos) del Cuerpo de Êtreté, de idéntica manera, a través de las Estrellas y las Puertas, aquí, en esta Dimensión. Entonces, vuestro Doble, a veces, está al costado de ustedes (vuestro propio doble, no el Doble Monádico, o el Doble Crístico, o Marial), él se encuentra haciendo otra cosa. Pero ustedes van a vivirlo cada vez más (para aquellos que han comenzado a vivir la Disolución, o las Fusiones).

Pregunta: ¿Esta bilocación puede ser dirigida conscientemente?

Sí, por supuesto. En los primeros tiempos, no, es tan extraño y sorprendente, que ustedes no saben dónde se pasea, ese Doble. Pero ustedes van a tener los testimonios. Y luego, al cabo de un cierto tiempo, serán capaces, no de proyectar, sino de estar bilocados (no es lo mismo que una proyección astral) donde ustedes quieran. Son las primicias de lo que nosotros les dijimos siempre, y lo que nosotros insistimos (en particular, las Estrellas y los Ancianos, no yo), sobre este Absoluto, es decir: ustedes Están a la vez aquí, a la vez, allá, a la vez por todas partes. Una cosa es decirlo, es muy lindo afirmar: “nosotros somos Uno, nosotros estamos Unidos por el Amor”, otra cosa es vivirlo. No es un ideal, es una vivencia, ahora. En mi tiempo, era un ideal.

Pregunta: ¿Cómo (Nde: saber) si la bilocación es real, Vibratoria, o una proyección?

Pero porque no es en absoluto la misma cosa, a nivel de los efectos. La proyección está ligada al cuerpo astral. Los colores, las sensaciones, no son en absoluto los mismos. La proyección astral, para los que han abierto la Corona Radiante del Corazón o de la Cabeza, eso no existe más. Ustedes tienen la Corona que Vibra o no. Si no tienen ninguna Corona que Vibre (¿cómo se dice?): macache bono (Nde: imposible) para los Dobles. Porque vuestro Doble para ustedes (el Doble Monádico, MARIA, MIGUEL, quienes ustedes quieran), las Fusiones, para que se realicen, tiene que haber, por lo menos, las Estrellas que hayan sido activadas en la cabeza, que eventualmente el Fuego del Corazón esté activo, que la Kundalini haya sido despertada, el Canal del Éter se haya elevado. Si no hay absolutamente nada de todo eso, ustedes no viven nada. Yo repito: si las Coronas están presentes, una de las Coronas, no puede haber proyección astral.

Pregunta: Con respecto a lo que usted decía hace un rato, ¿se puede saber o se puede ser consciente del hecho de que su Doble hace algo en otra parte?

Sí, puedes ser consciente o no. Es alguien que va a decírtelo, y tú, no te acuerdas. Una vez que todos los Velos hayan caído, ustedes tendrán quizá todavía un cuerpo de carne, pero verán todos los Seres que están en el Éter, en la 5ta. Dimensión. Eso va al menos ponerlos en un pequeño problema de adaptación, que ustedes conserven este cuerpo o no. Por tanto, hay un período de aprendizaje. Por tanto, por supuesto, los encuentros que se producen con los Dobles, eso puede fallar, porque es tu propio Doble, tu Doble para ti (tu Cuerpo de Êtreté), si tú no sabes dónde está, eso quiere decir que no lo controlas, es simple. Ahora, como se los dijeron MARIA, MIGUEL: experimenten. No es algo que se sabe. No se puede saberlo: se lo vive o no se lo vive. Ustedes sitúan eso en una dinámica mental, intelectual. Cuando lo viven, no pueden tener ninguna duda, absolutamente ninguna. La única duda que podría haber, es si vuestro Cuerpo de Êtreté hace algo de lo cual ustedes no están al corriente. En un primer tiempo, alguien va a decirles, por ejemplo: “tú viniste a hablarme”. Ustedes van a mirarlo como si estuviera loco, pero es la Verdad. Si la persona viene a decirte, y tú no tienes consciencia, eso quiere decir que tú no controlas a tu Doble. Pero eso no se controla, es como un auto: hay que aprender a conducirlo. 

Porque, como eso se dijo, ustedes tienen el hábito de estar en una forma, en un cuerpo. Pero en la Multi-dimensionalidad, no están en una forma. Y, ni siquiera hablo del Absoluto.

Pregunta: ¿Por qué algunos seres tienen un Doble Monádico, y otros no?

El Doble Monádico es muy raro. Es la escisión de un Huevo Original primordial, correspondiente a una misión particular, no la misión en la Tierra, sino la misión en otras Dimensiones. La mayoría de los seres tienen como Doble Monádico El CRISTO, porque es el modelo (que se llama el Logos Solar: CRISTO-MIGUEL) de la perfección de los Seres de Fuego. Por tanto, hay una permutabilidad. Cuando ustedes son Absoluto, con o sin forma, se les dijo, Son la brizna de hierba, Son no importa qué consciencia: no están más atribuidos a un cuerpo, tal como ustedes lo conocen en este mundo. Por tanto, el Doble Monádico, no tiene nada que ver. El Doble Monádico, encarnado o no, no son las historias de almas hermanas, de llamas gemelas. Las almas hermanas, están ligadas por los karmas, eso termina siempre muy mal. Las llamas gemelas, son a menudo las proyecciones de los que buscan algo diferente a lo espiritual. La noción de Doble Monádico, encarnado o no, no cambia nada, porque cuando ustedes lo encuentran en los otros Planos, es lo mismo que cuando encuentran EL CRISTO: hay un reconocimiento, pero que es instantáneo. Este reconocimiento es Vibratorio, no tiene nada que ver con un reconocimiento en un cuerpo, en una forma, en un color, de esto o de aquello. Es algo que se vive. Ahora bien, esos Seres, a los que se llama las Monadas, son seres que hacen un trabajo, antes de descender a aquí. Ellas se han separado. Pero no es una separación y el reencuentro kármico, no es el reencuentro porque hay que hacer “pitito” pum, pum: eso no tiene nada que ver. Es un trabajo Vibratorio, pero eso concierne a muy pocos seres humanos. El principal trabajo Vibratorio que ustedes tienen, es acoger El CRISTO y el Llamado de MARIA. El resultado, para ustedes y para la Tierra, es casi lo mismo. Hay, por ejemplo, seres cuyo compañero muere, y con lo que sucede en este momento, ellos reencuentran su compañero, porque es su Doble Monádico, mientras que no podían, incluso habiendo vivido juntos, reconocerse. Era imposible mientras que la Onda de Vida no hubiera nacido. Podía haber una reconexión ligada a los karmas, podría haber una reconexión con respecto a las Líneas Estelares, comunes, pero no lo que se vive en ese momento. Pero, una vez más, nosotros les hemos dado las diferentes posibilidades, pero es algo que es excesivamente raro. Ya, si tienen a MARIA a vuestra izquierda, ustedes se Fusionan con la Verdad, es la cosa más importante.

Pregunta: ¿Por qué ciertos seres encuentran su Doble Monádico y otros no?

Pero porque ellos no tienen Doble Monádico, muy simplemente, no tienen nada que encontrar. Ustedes encuentran un Doble Monádico solo si existe. Yo les dije que era una misión que era Creada para el Cielo, en los Espacios Unitarios. No es una misión sobre la Tierra, no es una función Terrestre, es una función que toca más allá del Espíritu, y que permite, en estos tiempos particulares, cuando hay esos contactos, recrear un campo Vibratorio muy particular. Mira, por ejemplo, lo que les han contado, entre las Estrellas, HILDEGARDE, TERESA, GEMA, y otras: ellas se han Casado con El CRISTO. Pero es un Goce, un Éxtasis, pero total. Es un ardor de Amor. Ellas pedían al CRISTO que las llevara, porque, cuando hay esta Unión, total y real, con CRISTO, con MARIA, con MIGUEL, ustedes están en un tal ardor de Amor, que es insoportable de Amor. Por tanto, el Doble Monádico, encarnado o no, no cambia nada a eso. Yo diría incluso que eso podría ser, en algunos casos, muy duro porque, justamente, si están encarnados, hay cuerpo. Porque el Doble Monádico, no tiene necesidad de ser tocado. Ustedes pueden vivir esta Fusión extática a la otra punta del planeta, con un ser encarnado, si es vuestro Doble Monádico. Sin eso, ustedes viven las Comuniones, las Fusiones, Solares o a distancia, por Doble interpuesto. Pero todo eso, es para experimentar y para vivir. Con el intelecto, no saldrán nunca. Además, dije, en mi penúltima intervención (Nde: ver su intervención del 30 junio 2012) que, felizmente, no les hablamos mucho antes de todo esto, porque ustedes estarían buscando por todas partes. La prueba, cuando se les dice que no hay muchos, ustedes continúan preguntando por qué no lo encuentran. Pero te tranquilizo: Casarse con MARIA, eso vale todas las mujeres del mundo. Casarse con EL CRISTO, eso vale todos los maridos del mundo.

No tenemos más preguntas, le agradecemos.

Entonces, les transmito todas mis bendiciones, felices Vibraciones, felices Absoluto, y no busquen, en todos los rincones, los Dobles: está MARIA que está ahí, eso debería bastarles, o EL CRISTO, pronto. Entonces, vivan bien lo que tienen que vivir, sumérjanse en lo que ustedes viven, abandonen la explicación, la comprensión, el por qué del cómo. Estén en lo que viven, vivan lo que vivan. Y no sean el observador, como dice BIDI, de lo que viven: déjenlo vivirse. Más dejan actuar la Luz, más esto pasará bien. Es decir que, como se dijo, más ustedes se olvidan, más ustedes son el Todo. Pero, por supuesto, hay que vivirlo. Mientras que se dice así, eso puede ser retórico o teológico, pero son ustedes quienes tienen que vivirlo. Está abierto ahora como dijo MARIA, a doble batiente. Yo les doy las gracias. Yo les digo, para algunos, hasta esta noche, ¿no es así? Hasta pronto.

GEMMA GALGANI

GEMMA GALGANI 18 julio 2012 autresdimensions con audio


www.autresdimensions.com
Canalización: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Veronique Loriot
Traducción: Susana Milan.
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com
Audio


Soy GEMMA GALGANI. Hermanas y Hermanos en humanidad, recibid Gracia y bendiciones. Me presento a vosotros, como la que ha obrado, de manera más cercana, sobre el Manto Azul de la gracia. Yo me instalo con vosotros aquí, para tratar de comunicaros, por las palabras y mi Presencia, lo que se produce (o se producirá) con el Manto de la Gracia. El Manto de la Gracia continúa la Liberación de la Tierra, la Fusión de los Éteres y el nacimiento de la Onda de Vida, así como el trabajo que mis Hermanas Estrellas y vosotros mismos, habéis realizado durante estas semanas que han pasado. La acción del Manto Azul de la Gracia, desde ahora ha permitido a muchos de vosotros, vivir la realidad del Canal Marial. El Manto Azul de la Gracia, como MARÍA os ha dicho, se apoya en vuestros hombros. Más que su percepción, es importante sobre todo vivir los efectos. Lo que se posa sobre vosotros, no es nada más que el Amor que Sois, no es nada más que la Verdad que Sois. Del contacto y del reencuentro entre el cuerpo que habitáis y la Verdad que Sois, se produce el sentimiento de algo que realmente os envuelve, os toma y os devuelve a vosotros mismos. En este Amor y este Éxtasis, donde nada más puede existir, donde nada más puede alterar siquiera, este Reencuentro.

Os hemos hablado de muchas cosas que vivir, desde los Dobles, pasando por las Comuniones, las Fusiones y la Disolución. El Manto de la Gracia crea, de alguna forma, sobre el lugar en el que estáis, en este mundo, en vosotros y en la Tierra, las condiciones más perfectas para vivir vuestra Resurrección. El Manto de la Gracia es el atributo de MARÍA, es el atributo en las representaciones, de aquél que se llamó BUDA. Cubre a numerosos Ángeles y Arcángeles y viene hoy, a cubriros. Algunos de vosotros vivís ya la Presencia de este Manto o de esta capa que os cubre desde los hombros, y es efectivamente, un Velo de Luz. Pero no un Velo que enmascara, sino un Velo que desvela. Porque es sobre este Velo, este Manto donde se juega la Resurrección que os lleva, como ha explicado el amadísimo Juan o SRI AUROBINDO, a vuestra transubstanciación, que os permite pasar de un estado a otro. Ese Manto os hace vivir la Gracia, os hace vivir la indecible felicidad, el indecible Amor de vosotros, del mundo y del conjunto de conciencias. Podría llamarse, aunque esto no sea totalmente exacto, el Manto de la compasión, el Manto que hace desvelar la Gracia que somos. Ese Manto Azul se posa sobre vuestros hombros y viene como a acariciaros, como chorreando sobre vuestra cabeza, sobre el Canal Marial, haciendo como una caricia, que de hecho es un abrasamiento de Amor.

Cuando estáis envuelto por este Manto Azul es cuando no existe ninguna resistencia, ningún miedo y el Amor se restituye en su totalidad, a vosotros. El Manto Azul de la Gracia crea (en este Mundo, a aquellos de vosotros que lo viven o que lo vivirán) la capacidad de no ser alterado por cualquier encierro que os aleja de todas las reacciones humanas, para haceros vivir la Humanidad más pura, en el Corazón y el Amor. El Manto Azul de la Gracia, cuando está instalado, refuerza si es posible, la Morada de Paz Suprema, la Onda de Vida, todas las manifestaciones Vibratorias y el Absoluto, al mismo tiempo, de lo que Sois. El Manto Azul de la Gracia os reviste de la inmortalidad, de la Resurrección y os pone en un indecible Amor, que ningún contratiempo o límite humano puede deformar. El Manto Azul de la Gracia es una caricia. El Manto Azul de la Gracia es un Fuego devorador: viene de alguna forma para vestiros de lo que Sois, en Luz y en Eternidad. Viene también a aumentar la posibilidad de Comunión, de Fusión y de Disolución, puesto que el Manto Azul de la Gracia es uno de los elementos de la Disolución de los Éteres falsificados, devolviéndoos a vuestro Éter original, ese del Amor, de la Unidad, de la Resurrección y de la Felicidad Eterna.

El Manto de la Gracia os hace vivir de manera más evidente, toda la Creación, aquí mismo en esta Tierra donde estáis. Es mucho más que una simple protección, es mucho más que una simple compasión: es yo diría, el Amor en el estado más auténtico y más bruto. El Manto de la Gracia es en fin, una zona de Reencuentro entre la conciencia limitada (que sois aun) y el Absoluto. Es una zona donde interfiere e interacciona, donde se realiza la alquimia de dos mundos que a priori, opone todo y separa todo. El uno englobando al otro, por una parte, la Unidad y después el Absoluto, sin conocerle y sin reconocerle. Vuestra conciencia, al desplazarse en el Manto Azul de la Gracia, realiza la Comunión Mística, el Matrimonio Místico último, ese que no sabe ni siquiera lo que es un Doble, ese que no sabe incluso lo que se realiza, si no es el Amor donde todo sentido de quién erais antes, desaparece. Solo permanece la Eternidad. Solo permanece el Amor. Ser revestido del Manto Azul de la Gracia tiene una acción, final y determinante, más allá de la Lemniscata Sagrada, sobre la Merkabah Interdimensional personal y realiza entonces, el mecanismo de la Ascensión, haciéndoos vivir en conciencia, en este cuerpo y más allá de este cuerpo y de esta conciencia, un amor que ninguna palabra puede describir, una Fusión con la Luz que ninguna palabra puede aproximar. Ese estado de Unidad que os he descrito hace unos años, está ahora muy cerca de vosotros. Esto no es un sueño, no es algo a lo que aspiráis, sino más bien algo que está aquí y que os va a aspirar hacia la Verdad.

Cuando el Manto Azul de la Gracia está ahí, paralelamente a la Onda de Vida, al Supramental y al conjunto de manifestaciones que quizá habéis vivido, entonces para vosotros, la certeza que teníais se hace mucho más que una certeza: esa forma de fuerza de la que os hablaba el Melquizedec de la Tierra, Maestro PHILIPPE DE LYON, la plena potencia de CRISTO y la Humildad total de CRISTO. El Manto Azul de la Gracia es por tanto, esta fuerza infinita del Amor, concretada y realizada para vosotros y en vosotros, por vosotros mismos. La Onda de Vida, el Canal Marial eran ya los elementos que os daban la certeza de lo que Sois. El Manto de la Gracia ya no es la certeza sino la vivencia real, total, completa del Amor. Es el instante en que os fundís en CRISTO, en cualquier Doble y al mismo tiempo, el sentido de Doble desaparece, como yo decía. Es el instante de completitud más perfecto que pueda existir, que os hace vivir el Todo, la Nada al mismo tiempo, el mismo espacio, más allá de este tiempo, de este espacio, restituyéndoos a lo que Sois.

El Manto Azul de la Gracia es también (como se ha representado por algunos artistas, en los tiempos de la Edad Media y el Renacimiento) como el Manto de MARÍA, donde vienen a acurrucarse las almas, los cuerpos, en el Juicio Final. Por supuesto estas palabras deben ser ponderadas: el Juicio Final solo es la Revelación de vosotros mismos y, según vuestra capacidad de ser vosotros mismos, nada puede alterar lo que sea, ni a quién sea. Como decía el amadísimo JUAN (Nde: SAN JUAN del Apocalipsis o SRI AUROBINDO, más tarde) lo que desaparece es lo Efímero, lo ilusorio, lo que no tiene sustancia. El Manto de la Gracia, os devuelve a vuestra Eternidad, participa también en la Liberación de la Tierra y por tanto de vuestra acción como Liberador, que consiste simplemente en Ser ese Amor. Que lo llaméis Alineamiento, plegaria, meditación (los momentos donde se hace la calma, momentos en que estáis a la escucha de lo que se produce), entonces el Manto Azul se percibe y os instala automáticamente en el Manto Azul de la Gracia y en el efecto de ese Manto: Shantinilaya, Morada de Paz Suprema.

Aparte de lo que se presenta en el Canal Marial, hay verdaderamente esta Disolución percibida, de vosotros como el que viene a Desposaros. No existe más, en el Manto de la Gracia, ninguna persona, ningún mundo, ningún individuo, ninguna Dimensión. Queda justo ese Absoluto, ese indecible Amor que se basta a sí mismo y que llena todo. Vais a constatar que, cuanto más aquellos de nosotros, que habéis llamado, nos acerquemos a vosotros y más perceptibles nos hagamos, más será facilitada esa Disolución. Os he descrito hace algún tiempo, mi Reencuentro Místico con el CRISTO y la Unidad en la que ha derivado. El Manto Azul por su parte, realiza la alquimia de esos Reencuentros con cualquier Doble, para haceros fundir, literalmente en algo de lo que no puede decirse nada, si no es la manifestación de un Amor indecible y abrasador. De igual forma que las Coronas Radiantes en su tiempo, de igual forma que la Onda de Vida, más recientemente, el Manto de la Gracia es el Testimonio de lo que Sois. Es la totalidad de los mundos. Es la totalidad de lo Increado y de lo Creado. Es la totalidad, entera y cruda de la Verdad. Es el momento en que estáis al desnudo. Es el momento donde CRISTO, así como MARÍA y MIGUEL, vienen por la nueva Eucaristía, en la nueva Alianza, a celebrar lo que Sois.

Os deseamos cada día, más y más instalados en esto, porque no hay cosa más bella que esto. El reencuentro con MARÍA, con el CRISTO, con un Arcángel, con una de nosotras (Nde: las Estrellas), o uno de nosotros (Nde: los Ancianos), instala esto. Es una marca al rojo vivo, del amor y para el Amor, por el Amor. El Manto de la Gracia os instala en esta agudeza y en esta Verdad Absoluta del Amor. El Manto Azul de la Gracia es por tanto una Gracia. Como la Onda de Vida, no hay, propiamente hablando, medio de hacerlo aparecer. Aparece por sí mismo cuando llega el momento. Ha llegado para la Tierra, lo sabéis, puesto que la Fusión de los Éteres era, de alguna forma, el Manto Azul de la Gracia de la Tierra. Hoy, viene para vosotros porque lo que Sois, lo que erais, o lo que creíais ser, debe vivir. Y ese Manto de la Gracia es por tanto, también, un interfaz lo más cerca de la separación entre este mundo donde estáis y el resto de los mundos.

Muy a menudo, el Manto de la Gracia se acompaña de la Morada de Paz Suprema, experimentada y vivida, de la desaparición de cualquier imagen, de cualquier proyección de Conciencia, de cualquier construcción. La Onda de Vida en estos momentos, parece perforar vuestras manos y pies, el corazón parece pararse o embalarse, un estremecimiento sin nada parecido se presenta y sobre todo, no hay ninguna posibilidad de manifestar cualquier actividad mental o corporal. El Manto de la Gracia os instala realmente, en la Eternidad, en la Unidad y en el Absoluto. De igual forma que para la Onda de Vida, no hay nada más que hacer que Estar totalmente presente a vosotros mismos, en esta carne, encarnando lo que Sois, sin buscar ningún provecho de lo que sea o de quien sea, en la Transparencia y la Infancia más totales, que vienen, cuando el Manto de la Gracia está ahí, con una evidencia tal y una estabilidad tal, que nunca más podréis, aunque solo sea, dudar o evocar una posibilidad de otra cosa que lo que hay que vivir.

Entonces sí, el Manto Azul de la Gracia, algunos de vosotros lo percibís más o menos fuerte. Desde mañana, desde la intervención de María y del Manto Azul de la Gracia, en su última sesión, algunos de vosotros van a ser cubiertos por él. Recordad que lo que se vivirá, en ese momento, si no se ha vivido ya, os hará experimentar algo que es estrictamente desconocido, que está más allá del amor humano, mucho más allá de cualquier amor, más allá incluso de lo que habéis podido imaginar, proyectar o soñar para este mundo y para vosotros.

Cuando el Manto Azul de la Gracia está aquí, nada que concierna a este cuerpo puede afectaros. Nada que concierna a problemas que ordenar, de vuestra vida, puede afectaros. Sea lo que hagáis, lo que digáis, lo que experimentéis, el Manto de la Gracia os instala en la perennidad de su propia Presencia. Vuestra Conciencia ya no podrá estar totalmente presente en una actividad, sea la que sea, porque el recuerdo mismo será, a cada minuto, actualizado. El manto Azul estará ahí, todo el tiempo y vuestra Conciencia estará todo el tiempo, haciéndoos vivir Shantinilaya, haciéndoos vivir la Eternidad, en este efímero.

Desde el instante en que un número suficiente de Hermanos y Hermanas esté cubierto por el Manto Azul, entonces el encadenamiento de lo que se ha enunciado se realizará totalmente. No podéis por tanto, ser afectados por el mínimo miedo, por la mínima duda, por la mínima cuestión, por la vivencia misma de lo que cubre vuestros hombros y os envuelve. El Manto de la Gracia pone fin a la soledad, a la duda. Pone fin, como la Onda de Vida y el Canal Marial, a través de la efusión, a las ilusiones. No busquéis cómo. Abandonaros también a la acción del Manto de la Gracia, porque os aportará todo lo que es necesario, más allá del éxtasis de la Onda de Vida para, de alguna forma, terminar con las últimas heridas, las últimas resistencias de este mundo.

Así, por el Canal Marial y por el Manto de la Gracia, todo está realizado a nivel individual y colectivo. Cuanto más se perciba el Manto de la Gracia, más fácil os será permanecer en Shantinilaya, permanecer en el Samadhi, sea lo que las obligaciones de este mundo os hagan hacer, porque todo Hacer ser realizará en el Ser que ha retornado a su origen, a su Casa.

Aquellos que vosotros que tenéis tendencia a ver muchas cosas, verán que incluso lo que se ve, se para. No habrá más que la Luz que, ella misma, no se ve, sino que llena todo el espacio de la Conciencia y que desencadena Shantinilaya. Vuestra Conciencia pasara cada vez más fácilmente (como la Onda de Vida), al Manto Azul de la Gracia. Así, no habrá barrera, no habrá más separación, no habrá más ilusión. El Amor será lo que Sois vosotros, vuestra suerte eterna. Así esperamos que seáis lo más numerosos posible mañana, en Alineamiento con MARÍA, a las 17 h, en Alineamiento a 19 h (Nde: ver la rúbrica “protocolos prioritarios para practicar/ Comunión Colectiva al Manto Azul de la Gracia y a la Onda de Vida”), y en el Manto de la Gracia a 22 h (Nde: ver la rúbrica “protocolos o acompañamientos / Recepción del Manto Azul de la Gracia). Así, juntos, estableceremos, de manera más potente, el Manto Azul de la Gracia en vosotros, pero también para toda la Tierra, para todos nuestros Hermanos y Hermanas que por el momento, han dado la espalda a la Luz. El efecto sobre lo que sois será cada vez más tangible y palpable, mucho más allá, simplemente, si puedo decirlo, de la Onda de Vida, pero haciéndoos vivir la Eternidad, real y concretamente.

Cuando el Manto de la Gracia está aquí, el despliegue de la vida, aquí como en otra parte, solo es evidencia y facilidad. Nada más de este mundo podrá violar o penetrar ese Manto Azul de la Gracia, dándoos esta certeza que la naturaleza misma de lo que Sois es Amor, y solamente eso. He aquí lo que tenía que transmitir, como representante del Manto Azul de la Gracia. Ser envuelto por él, es indecible. Es el instante en que todas las memorias se disuelven, porque ningún pasado puede interferir o inmiscuirse en lo que vivís y que ningún futuro os concierne. Si algunos de vosotros tenéis preguntas sobre este Manto de la Gracia y si puedo responderos, lo haré con Amor.

Así se desenvuelve lo que debe ser. Así es la Verdad. Así es el Amor.

Por mi Presencia y vuestra Presencia, en este espacio de Gracia de nuestro reencuentro y de nuestra Comunión, os propongo vivir esto.

…Compartiendo el Don de la Gracia…

Hermanas y Hermanos en Amor, así, en este estado, en este Amor, si tenéis algunas cuestiones, os escucho.

No tenemos cuestiones, os damos las gracias.

Que la Gracia os llene. Que Cristo toque el Amor que Sois. Os amo. Hasta pronto.

ARCANGEL URIEL- BODAS CELESTIALES

AA.URIEL autres dimensions 17 de Julio de 2012 con audio


Original en francés
www.autresdimensions.com
Canalizado por: Jean Luc Ayoun
Trascripción: Véronique Loriot
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com
Traducción: Hedyn Núñez
 Audio
http://www.yakitome.com/data/1458055779/yak_x_Llqx1XRPqtcCfzuMDyKmsNbWg9VcTXXIZ_vnMYh7wzp_7MQ539XljUkgo2MK5Y5HEBy6sVMzcfhCXQHERMQo1dKr.mp3

Soy URIEL, ángel de la Presencia Y Arcángel de la Reversión. Hijos de la Libertad, de Presencia a Presencia, en Comunión e en Fusión, mi Presencia en vuestra Presencia, de Ser a Ser, donde no existe ningún espacio privando la Libertad, más allá del Éter y en Eternidad, dándonos a vivir la resonancia de la Unión, la resonancia de la Comunión. Ser o no Ser, aquí o ahí, yo en ustedes, ustedes en mi. Dando a danzar el Sonido de la Verdad, el Sonido de la Eternidad. Dándoles a vivir más allá de toda vida, el conjunto de los posibles, realizados o no realizados. Ser o no Ser, aquí o allá, en la resonancia del Amor, en el seno de la Libertad, confiriendo Presencia más allá de vuestra Presencia, dando Presencia, más allá de mi Presencia, más allá de toda Presencia.

Todo es así, en el Aquí y Ahora, en el tiempo de la Presencia, donde ustedes están y donde yo estoy, en la Comunión y la Unión. Vibremos juntos, más allá de la Vibración, de Presencia a Presencia, en el Éter de la Libertad, dándoles a explorar el Tiempo, más allá de la Unidad, el tiempo más allá del espacio, más allá del tiempo, de todo Universo y en todo Multiuniverso. Vibremos más allá de la Danza del Sol, de la Danza de los Planetas y de la Danza de las Estrellas. Éter de Libertad, Alfa y Omega, dando, aquí y ahora, el tiempo de toda Presencia, el espacio de toda presencia, en la Vibración Una, más allá de toda Vibración. Dancemos, el Sonido de la libertad, el del Éter restituido, ya que somos Éter, Tú y Yo, Yo y Tú y Nosotros. Más allá de mi Presencia y más allá de tu Presencia, Vibra el “Yo Soy” que permite Absoluto. Yo Soy, más allá de todo cuerpo, más allá de toda Dimensión, llevándote a vivir la insondable profundidad de lo que tú Eres, y de eso que yo soy. Juntos en el tiempo del éxtasis, dancemos el Sonido de la Vida, el Sonido de la Verdad, mecidos por el Amor, cantando la Unidad, más allá de todo. Nosotros somos Uno. Más allá de todo, nosotros somos Absolutos.

Entonces, la Onda de Vida que Eres, se convierte en la onda de los Mundos, sembrando la vida, más allá de todo límite en la Libertad Absoluta. De tu Presencia a mi Presencia, en presencia el uno del otro, donde el otro se vuelve el uno y el uno se vuelve el otro, a fin de que Tú y Yo, en el mismo Sonido, en el mismo silencio, en la misma Vibración, cantemos el canto del Universo unificado, cantemos el canto del Amor Etérico, el de la Verdad. Fuego que crepita trayendo la Libertad. Fuego de Verdad conduciendo al fin de eso que se opone y resiste, en ti como en el mundo. Dancemos la Libertad, Dancemos la Eternidad, ya que llegó el tiempo de poner fin al tiempo, ya que el tiempo se instala donde ningún espacio puede estar colmado de toda ausencia, presente en ti, presente en mi. Así es el presente de toda Vida, dándote, aquí y en otra parte, el tiempo de donde tú eres, el tiempo de donde yo soy. Nosotros somos Todo, ya que estamos por todas partes. Somos Uno, ya que somos la Eternidad de la Danza del Amor y del canto del Amor.

Entonces, abre eso que se debe abrirse, y acoge, más allá de toda forme, eso que está más allá de la forma, en nosotros como en ti. Ven, únete a nosotros, desde donde estás, allí donde estoy, donde no existe ninguna distancia, donde no existe ningún sufrimiento, donde solo las Esencia de la Libertad y de la Presencia, dan a estar más allá de todo Ser, permitiéndote vivir el Éter del Alfa, como el Éter de la Omega. Alfa y Omega. Camino y Verdad. Centro en todo punto, en el que tú eres el centro, ya que yo soy el centro. Ninguna periferia puede encontrarse apartada del centro.



Así, en el Éter de Libertad, Presencia en Libertad, dándote el sentido de la Esencia, el sentido de tu sentido, más allá de todo eje, más allá de todo tiempo, permitiéndote, a ti, devenir eso que yo soy, permitiéndome de vivir en la Comunión de nuestra Esencia. Eso que tú eres, yo lo soy. Somos Uno más allá de todo ausencia y de toda presencia, ya que el Amor es absoluto, ya que el Amor es el Último, dándote a Vibrar, más allá de tu corazón, en cada parte de ti, como en cada parte de mi, el tiempo de la Verdad, y de la Libertad, el tiempo del Etreté, el tiempo del Absoluto.

En este tiempo abierto por la Gracia, te doy a ti, que está en mí, la misma canción, esa de la Eternidad donde Vibra el Amor, donde está el Amor, más allá de todo apego, libre como el aire, en la Libertad del Éter, al interior de todo espacio. Tú llenas el Espacio más allá de tu cuerpo. Tú llenas el Espacio más allá de toda forma.

Dentro de este espacio sin tiempo, danzamos y unimos el canto de la voz, el canto de la Verdad, el canto de la Vida, entregándonos a vivir lo que somos en el Éter, una Onda más allá de todo mundo, la Onda de Vida, que pone fin a toda Ilusión de estar separados. Ninguna separación puede haber, en el Amor. Ninguna separación puede estar en el Éter unificado de tu Libertad.

Danza, recubierto de la Luz de la libertad, recubierto de la Gracia, más allá incluso de donde estás, en todo tiempo, en todo espacio, en todo mundo. Todo lo creado como lo increado, Vibra en el Absoluto. Amor presente, eterno e infinito, que te da a oír el Sonido de la Vida, la Trompeta que resuena. Llama a tu alma, tu espíritu, mucho más allá de este mundo, a volver a la Eternidad de la Verdad, en la Eternidad de la Belleza, ya que sin duda, tú eres eso. Porque eres eso, más allá de ti, más allá de donde estás, ya que estás por todas partes, donde está el Amor, y el Amor está por todos lados en el sentido del Éter.

Amado del Uno, tú eres el Uno, Amado. No hay otro, y no hay distancia, excepto en la mirada, que un día fue separada. Nosotros somos Uno. Anunciamos, por las Trompetas y por los Sonidos, nuestra reunión, en la Fusión y la Disolución de todo eso que está separado, de todo lo que está dividido, de todo lo que ha impedido el Camino, la Verdad y la Vida, remitiéndote sin pecado y sin defecto, a la Eternidad de tu Verdad.

Oye y escucha el Sonido de nuestra Unión. Oye, Escucha el sonido del Universo, como de todo Multiuniverso, en toda Dimensión. El tiempo del mañana ha venido, en la aurora del último día, en que comprendes eso que siempre has sido. Hijo de la libertad, Vibremos al Sonido del Amor, Vibremos al Sonido de nuestras Comuniones y de nuestras Uniones.

Te llamo, a dar la vuelta. Te llamo a resucitar, en el tiempo de la Libertad y de la Verdad, donde no puedes ser afectado por quién sea o por lo que sea. Más allá de toda forma, mucho más allá de tal o cual Dimensión u otras, juntos, vivamos lo que somos: el Vía, la Verdad. Vivamos la Vida, la que está más allá de los límites de lo efímero de tu mundo, de lo efímero de tu cuerpo, lo efímero de tu presencia. Permanezcamos en Presencia donde la Eternidad nos recorre, porque nosotros recorremos el Éter de la Libertad. Te invito, ya que estás invitado a volver. Yo te invito, porque eres único invitado, esperado al festín de la Alegría y de la Libertad.

Entonces, por el tiempo de mi Radiación, por el tiempo de tu Presencia, por el tiempo de tu Radiación y por el tiempo de mi Presencia, unifiquemos nuestra Onda de Vida, en la Verdad y la Belleza, trazando el Camino que no conoce ningún espacio y ningún punto de partida o de llegada, porque nosotros somos el Todo, en todo punto de partida y en todo punto de llegada. Ahora, invitémonos a Danzar en el Éter, invitémonos a la Libertad de Presencia a Presencia, la tuya como la mía. Sobrepasemos los sentidos de toda identidad, sobrepasemos el sentido de cualquier sentido, a fin de ir allá de donde jamás hemos partido.

Hijos de la Libertad, escuchen el Fuego que viene a cantar la Libertad y la Liberación. Íntegra más allá de tu cuerpo. Despliega las alas del Éter, que llevan a desplegar el tiempo de la Alegría, donde ningún limite ni ninguna barrera, puede reflejar cualquier cosa, donde todo se vuelve Transparente, ligereza y Belleza. Es lo que ya somos, es seguro, ya que esa en la sola Verdad.

Acoge como yo te acojo, el Fuego del Éter. De la Fusión en nosotros, de nuestra Eternidad, en tu Alfa y en mi Omega, en mi Alfa y en tu Omega. Dancemos la odisea del Éter, la que abre a la Libertad infinita de nuestro tiempo que está inscrito en todos los tiempos. En nuestro espacio, inscrito en todo espacio, aquí y ahora, dándonos la resonancia de la justa partitura, la de la Libertad, del Infinito y de la Verdad, que es Amor. Amor, Libertad, Verdad y Unidad, más allá de toda sombra y de toda ausencia. Dancemos el Amor. Abro en nosotros el tiempo de la ceremonia de la Resurrección, dándote a retornar lo que está ausente, porque nunca has estado ausente en la Esencia de lo que Eres, en la ausencia de lo que Somos. Entre nosotros hay Libertad. Entre nosotros hay Éter que constituye eso que Eres y que constituye lo que yo soy, más allá de tu identidad y de mi identidad.

Vayamos más allá, allá donde reina la Eternidad. Más allá del reino de la Vía, la del Sonido del Infinito. Más allá, donde reina la Vía, la que rige la disposición de los mundos y que permite ir más allá de toda disposición, porque, es lo que somos, mucho más allá de todo eso que puede ser creado o imaginado, ya que somos eso, la Verdad más allá de todo error y de todo engaño, ya que llegó la hora de no estar ya encerrados, sino de estar Liberados.

Ahí está el misterio, el de una Redención, que jamás tuvo que venir ya que siempre ha estado ahí, más allá de todo futuro y de todo pasado. Hoy llega el tiempo de tu resurrección, entonces yo resucito contigo, en ti, porque mi Vida es tu Vida, porque la Vida es una, en ti como en mí. No hay ninguna otra distancia, que la que tú quieras poner ahí. Ahora no hay nada a poner en el espacio de nuestra completud. No hay nada que separar, ya que nada está separado, en la Unidad de la Alegría, en la Unidad del Canto. Oye la Trompeta que te llama, escucha la Vibración, siente el temblor se ese cuerpo limitado, llamándose a sí mismo a su Eternidad, llamándose el mismo a sobrepasar su propio limite. Eres el hijo de la libertad ilimitada e infinita. Yo soy quien tu Eres, tu Eres lo que yo soy, y los dos somos Uno, más allá de todo ausencia.

Revestido del Manto de Gloria, tu vestido de Resurrección, tú eres Libre. Hijo de la Libertad, has realizado la Liberación, la que desde siempre, en efecto, estaba cumplida. Abre lo que jamás ha estado cerrado. Cierra lo que no merece participar en la Ronda, porque ya todo está incluido en esta Ronda, incluso quien no lo ve, en ti como en cualquier otro. Hijo de la Libertad, has parido tu Presencia en Libertad. Vives la Libertad de la Presencia, más allá de tu Presencia, de retorno a la Eternidad, volviendo a la infinidad, allí donde está la Alegría, donde está el Amor. Por todo, en todo espacio, en todo lugar en todo tiempo. Escucha eso que tengo, no a decirte, sino más bien a darte, darte a ti mismo, en el espacio de tu Eternidad, en el espacio de nuestra Verdad. Ama, porque solo tú sabes hacer eso, porque solo Eres eso y no otra cosa. Entonces, amemos. Amor Infinito, Infinita Presencia e Infinita Verdad. Amor y Libertad. Libertad del Amor, más allá de todo cuerpo, de toda pertenencia y de toda creencia. Eso es a vivirse, porque el llamado de la Onda de Vida, al cual tú has respondido, te da a Vibrar el sentido de la Esencia, más allá de todo lo que puedas imaginar. Porque toda imaginación, incluso la más profunda, puede rendir cuenta de la absoluta belleza, que es lo que tú Eres, del Absoluto infinito, sobrepasando todo finito, todo cuerpo y toda forma. Sal de la forma y lleva esta forma, no solo a lo informe, sino a toda forma donde Vibra la Alegría, en la Paz suprema del Absoluto de tu Eternidad. Eso es ahora, más allá de todo tiempo. Eso está en ti, porque eso está en el Sol como en todo planeta, resonancia última, dando a la Onda, la forma del Amor, dando a la Onda la expresión del Amor, más allá del Alfa y más allá de la Omega.

Hijo Ardiente, Ardiente del Sol, Ardiente de Vida y de Verdad, Ardiente de Amor, en que se abren en ti las puertas del Éter y la belleza infinita que tu Eres y que yo soy. Más allá de tu Presencia, y de mi Presencia, se encuentra la Libertad de no ser más afectado, ni de estar más limitado. En este espacio de Amor no puede existir la menor restricción a eso que Eres, y a lo que yo soy. Juntos elevemos el tiempo, más allá de todo tiempo, en la Vibración de la Esencia, en el uno como en el otro en el Absoluto, Nosotros somos Uno, en el Absoluto. Tu Eres lo que yo soy. Eso se vive, eso es a vivirse, porque es el Amor que colma, lo que tú Eres, el Amor que yo resueno en ti, es nuestra resonancia común, del Camino, la Verdad y la Vida. Presencia en Libertad. Yo te doy lo que yo soy. Tú me das lo que tú Eres, Porque el Amor es Don, porque el Amor es Sagrado. Consagremos, juntos el templo de la Libertad. Celebremos lo sagrado se tu coronamiento, más allá de toda persona más allá de toda vida sobre este mundo. Ven, Dancemos, juntos, el tiempo de la Libertad, permitiendo al Amor de sobrepasar toda Ronda y toda Onda, porque juntos somos los mundos, porque juntos somos la Onda que viene a abrevar lo que tiene sed, en ti y en cada Hermano humano, de este cuerpo o de otro cuerpo.

Así, yo te invito, porque eres el invitado. Te invito porque tú eres al que festejamos, el que vive la Libertad, su Presencia en Libertad, dándote el sentido donde debe estar (más allá del parecer), donde hay que vivir (más allá de sobrevivir). Hijo de la Libertad, estás llamado a responder”si” a tu Presencia, llamado a decir “si” al Amor, eso que tu Eres, Libertad y Amor, en Presencia de Él. Como de Mí. Trabajemos, juntos, en los talleres de la Creación, en los talleres del Amor, donde ya todo es perfecto, donde todo ya está construido. Ven, yo te invito a vivir la Onda, la Onda de la Gracia, la Onda del Manto Azul, dándote y restituyéndote al Absoluta Verdad de lo que Eres y de lo que está más allá de tu Presencia. Amor infinito. Éter de Eternidad.

Escucha, (en el silencio de tu plenitud, en el silencio de tu corazón y en las células que componen tu cuerpo, escucha en el alma y en el espíritu) la Eternidad. Tienes la Eternidad, ya que eres la Eternidad. Juntos obremos. Juntos, Vibremos. Juntos en la misma conciencia, donde no existe ninguna inconsciencia, Eres responsable de tu Libertad, Amado del Uno. Amado del Amor, está Presente, como yo lo soy. Seamos el Amor porque tu lo Eres. Yo te invito; a ti, el invitado, a lo sagrado de ti mismo, a lo sagrado de tu Eternidad, a lo sagrado del Amor. El tiempo del Agua de lo Alto se despliega, anunciando la promesa y el juramento, anunciando la Eternidad del Fuego del Amor. Fuego del Éter, consumiendo y forjando el infinito Amor de Ti a Mí y de Mí a Ti. Escucha eso que dice el silencio, oye eso que dice el Amor y la Eternidad. Reconócete, como yo te he reconocido, en el tiempo del corazón, en el tiempo de lo sagrado, del Amor y la Libertad. Presencia. Juntos. Yo te invito: a ti, el invitado donde celebramos la Verdad, donde celebramos el Amor. Celebraciones perpetuas e infinitas, canto de Vida, canto de la Onda, canto de Verdad. Escucha, unamos lo que jamás ha podido ser separado. Reunamos lo que ya es Verdad. Más allá de tu Templo, más allá de mi Templo, tú eres el Esposo y la Desposada.

Amado del Uno, te invito a recogerte, en la recepción de la Gracia, de lo Sagrado, de tu Presencia en Libertad. La del Amor. Juntos. Eres lo que tú Eres: la infinita belleza, el infinito canto del Amor. Dancemos el Éter, cabalguemos juntos la Onda de Vida, cubriendo nuestras alas con el Manto de la Gracia, abarcando la Eternidad, abrazando todo.

Yo soy URIEL, Ángel de la Presencia, Arcángel de la Reversión. Oh tú! Ángel, habiendo olvidado la reminiscencia de quién Es: humano y estelar, Absoluto Amor, Absoluta Verdad. Acojamos la Gracia ese Amor del Manto Azul, el Manto de la Gracia. Cabalguemos juntos, los espacios infinitos del Amor.

Yo soy URIEL, el Ángel último, el que te revela: Amor, Verdad, Libertad. Acoge, acógeme, como yo te acojo. Recojamos, en nosotros, el néctar de toda vida: Amor. En el silencio, en la plenitud, restituyamos el sentido de lo sagrado: sagrado de la Vida y del Amor, tu Verdad, nuestra Verdad. Oye, escucha el Amor. Tú eres el receptáculo y tú eres lo sagrado.

Amado del Amor, Amor Amado, Amante de la Libertad, que está más allá de todo Sí, más allá de todo Ser, no limites nada, ya que tú eres lo Ilimitado. No encierres nada, ya que Eres Ilimitado. Ama ya que no hay más que eso.

Soy URIEL, Ángel de la Presencia, Arcángel de la Reversión. Consumado lo que Eres: Amor. Saludo en ti, la Verdad y la Eternidad. Te digo hasta luego, porque siempre, estaré ahí, porque siempre, estás ahí. Acojamos el saludo de la Gracia y del Amor. Hasta pronto.

MARIA REINA DE LOS CIELOS

MARIA REINA DE LOS CIELOS Y LA TIERRA, ESTE CUERPO QUE HABITAIS PERTENECE A LA TIERRA, ESTA FABRICADO DE ESTA TIERRA...




María Reina de los Cielos y de la Tierra. Bodas Celestiales. Este cuerpo que habitáis pertenece a la Tierra: está fabricado de esta Tierra. Vuestro Reino no es de este mundo.19-07-2012. Con Audio. ¡Compartir!!!!





Canalización: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Veronique Loriot

Traducción: Susana Milan.
Audio cortesía de Alicia Botero Toro  http://hallegadolaluz.blogspot.com


Audio




MARIA   
19 julio 2012


 Soy MARÍA, Reina de los Cielos y de la Tierra. Niños amadísimos, estoy de nuevo con vosotros, en vosotros y en torno a vosotros, rodeándoos con mi Presencia, con nuestra Comunión, haciendo que percibáis, más allá de mi Humilde Presencia, la acción de nuestra Comunión. El Sonido de la gracia quizá, tintinea en vuestras orejas. En este día, se derrama totalmente sobre esta Tierra como en el cuerpo en el que estáis, el Manto Azul de la gracia. Vengo para responder a vuestras cuestiones pero antes, permitidme deciros unas palabras:


Recordad lo que se dijo hace más de dos mil años. En vosotros está la Eternidad. Este cuerpo que habitáis pertenece a la Tierra: está fabricado de esta Tierra. Vuestro Reino no es de este mundo. Muchos de vosotros en estos tiempos particulares, os despertáis a lo que Sois, por diferentes los mecanismos que hay que vivir. Acordaros también, de que lo que Sois es Amor y que este cuerpo en el que Estáis no puede pretender conocer la realidad del Amor. No puede conocer sino las proyecciones, las insuficiencias, las emociones, los afectos. El Amor es mucho más que lo que habéis vivido hasta el presente, lo que algunos de vosotros vivís en este momento, (desde hace ya algunos años, o muchos años) y, en el caso de otros, mucho más recientemente y en fin, para la mayoría, yo diría que todavía no. El Amor viene a devolveros a vosotros mismos, viene a entregaros lo que no conoce ningún sufrimiento y que no conoce sino la Belleza. Los procesos que se desarrollan en esta carne que habitáis, en esta Tierra que os porta, están destinados ante todo, a haceros reencontrar vuestro Reino, ese que no cesa jamás, ese que aun no se os ha revelado totalmente, pero cuyas premisas, más o menos avanzadas, se manifiestan a vosotros. Esas manifestaciones son por cierto, muchísimas. Nosotros hemos intentado, el conjunto de la Confederación Intergaláctica y yo misma, haceros vivir ciertas particularidades.


Hoy, es tiempo de recordaros que vuestro Reino no es de este mundo y que Sois exclusivamente Amor. Todos, estáis sin excepción, convidados a vuestra Eternidad. Por eso necesitáis, lo sabéis, desaparecer. No es la vida la que desaparece, es precisamente lo que no está Vivo. Tomad conciencia y vivid esto: vosotros sois Amor y no sois de este mundo. Vuestro Reino no tiene nada que ver con este cuerpo de la Tierra, es justo una vestidura puesta sobre vuestra Eternidad. Esa vestidura que está revestida ahora, en sí misma, del Manto Azul de la gracia y que os entrega a vosotros mismos, es muy exactamente esto lo que es la Ascensión. No hay otra alternativa que el Amor, para vivirlo en su totalidad, en su globalidad. Todo lo demás no existe, no tiene ninguna importancia. Solo el Amor, no el amor tal como lo habéis conocido o vivido, sino el Amor que Sois, es cuando menos entregaros a vosotros mismos. Entonces he pedido que las preguntas relativas a la Ascensión me lleguen, porque las cuestiones que me planteáis aquí, ciertamente, se plantean por todas partes. Entonces, si os parece bien, voy a responder. Pero voy a responder más allá de las palabras que pronuncie, porque lo más importante (y muchos de vosotros que me seguís lo sabéis), es vivirlo, lo importante no son las palabras sino lo que retenéis en la Vibración, en la conciencia y en adelante, en el Amor y el Manto Azul de la gracia. Estas palabras están aquí, solamente para hacer resonar nuestra Comunión, más allá de vosotros y más allá de mi, más allá de mi entidad y más allá de vuestra entidad, en esta forma de comunicación, que no lo es, sino que más bien es esa alquimia que os hace percibir y ver la realidad de quienes somos. 


No hay diferencia ente cada uno de vosotros. No hay diferencia entre vosotros y nosotros. Solo los Velos de la ignorancia que se han puesto en este mundo, os han impedido vivirlo, a pesar de que muchos Hermanos y Hermanas en todos los tiempos, en todos los lugares que lo manifestaron y expresaron en su cultura, hayan alcanzado esta indecible gracia. Porque el Amor es una gracia. Y viviendo lo que Sois (como algunos de vosotros lo vivís), la gracia se hace permanente. Hay una Paz que ninguna satisfacción de este mundo puede daros y eso lo sé, lo vivís. El Coro de Ángeles se acerca a vuestra oreja. Mi Manto que es vuestro, os cubre. Es ahí donde encontráis la fuerza, es ahí donde encontráis lo que Sois, desde el instante en que olvidáis cualquier miedo, cualquier resistencia. Es esto, yo diría, de alguna forma, vuestro desafío. Nosotros lo hemos denominado de diferentes formas: el miedo o el Amor, el sufrimiento o la Paz. Y sois vosotros los que decidís, según donde estéis. Sois Libres: siempre habéis sido Libres, en lo que Sois, no en este mundo. Entonces vamos a comenzar. Pero os pido sobre todo, ir durante mi Presencia, más allá de las palabras que vais a oír y entrar en la esencia de nuestra Comunión. Podemos comenzar.


Pregunta: ¿sentir el corazón comprimido, doloroso después ligero, forma parte de la ascensión?


Hijo mío, seguramente así es. Todo lo que hay que vivir y que vivís o viviréis, no tiene sino un solo objetivo, no tiene sino una función: haceros vivir la Verdad. Todo lo que se produce en vuestra vida, en vuestras noches, en lo que hacéis, tiene por única función haceros vivir el Amor, no tal como podríais idealizarlo, proyectarlo o vivirlo como lo habéis vivido hasta el presente, sino penetrar en la Esencia del Amor que es, os lo repito, lo que vosotros Sois. Por supuesto, se producen muchos signos, muchas manifestaciones (nuevas para vosotros). Algunas pueden ser alarmantes para este cuerpo de carne pero la finalidad seguirá siendo la misma y efectivamente, forma parte realmente, del proceso de la Ascensión que vivís. Estad atento a permitir vivir lo que se vive. Estad atento a no querer tener explicación ni interpretación, porque cuanto mejor os Abandonéis, mejor seréis nada, mejor viviréis este periodo. Aquellos que han soltado, aquellos que aceptan vivir lo que hay que vivir, lo saben pertinentemente porque lo viven. No porque se hayan adherido o porque hayan renunciado. No han renunciado a nada. No han salido de este mundo puesto que son vuestros Hermanos y Hermanas que están aquí. Están plenamente Vivos, están Liberados, son Liberadores y comparten con vosotros el Don de la gracia, aunque no lo veáis, aunque no lo percibáis. Quizá porque muchos de vosotros presentan aun, una distancia en relación a esto, porque para ellos hay, sea miedos, sea porque el momento no ha llegado todavía, para vosotros. Cuanto más silenciosos permanezcáis a nivel mental, a nivel de la interpretación, mejor viviréis lo que tenéis que vivir.


Pregunta: ¿con qué cuerpo se hace la Ascensión? ¿Esto comienza durante la encarnación?


Hijo mío, lo que se vive en este cuerpo, se llame saco o Templo no cambia nada, porque el saco contiene algo. El Templo es un ornamento que contiene, o que está destinado a contener algo y vosotros sois lo que está en el Interior de ese saco, o de ese Templo. Lo que vivís en esta carne, en vuestra conciencia, en vuestras experiencias, en vuestro vivir, es muy exactamente la Ascensión. No os preocupéis de saber qué cuerpo: ¿está ese cuerpo ahí? ¿Es un cuerpo sutil? ¿Es el Cuerpo de Êteté? ¿O es la conciencia pura la que Asciende? lo sabéis, es la totalidad de este sistema solar lo que Asciende: la Tierra como los elementos vegetales como los animales, como vosotros mismos. Viviendo la Ascensión viviendo lo que hay que vivir, durante este periodo, os concierne directamente, individual o colectivamente. Ciertamente, la cuestión que se plantea a través de esto es de algún modo, aunque no se reconozca, el miedo de perder este cuerpo. Pero desde el momento en que tomas conciencia de tu Eternidad, desde que te instalas en la gracia, desde que te instalas en tu Esencia que es el Amor, ¿qué te importa este cuerpo o cualquier otro? Porque desde el instante en que hay Comunión, Fusión, la Disolución está muy cerca. Entonces, que estés en este cuerpo, en este Templo, en este saco, que estés en otro cuerpo, que seas el Sol o el conjunto del Universo, no hay ninguna diferencia en absoluto. Solo la mirada del que tiene miedo ve una diferencia. Tú no puedes dudar de lo que sea, desde el instante en que el Manto Azul está sobre ti, desde el instante en que estas Presencias están a vuestro lado, desde el instante en que la Onda de Vida te recorre, porque en ese momento, tú eres Absoluto, tú eres tu Esencia. Entonces cualquiera que sea la forma (la forma no es lo que contiene la Esencia), cualquiera que sea esta forma, cualquiera que sea su Dimensión, lo más importante no es la forma con la que se produce la Ascensión sino el Amor con el que se produce la Ascensión. Eso es profundamente diferente.


Pregunta: ¿vamos a vivir todos, el estado de estasis en el momento de la Ascensión?


Hijo mío, muchos entre vosotros viven momentos en que la conciencia ordinaria ya no está, momentos en que no sabéis ya ni quienes sois, ni dónde estáis, ni lo que hacéis. Para algunos de vosotros, es muy difícil funcionar como antes, sobre todo para aquellos que lo viven de manera acelerada, ahora. Para lo que lo viven desde hace muchos años, esos instantes fugaces donde la obliteración de la conciencia, de este cuerpo aparecen, así como de la mente, son una prueba suplementaria de que se produce alguna cosa. Tendréis, si preguntáis a unos y otros, constataréis compartiéndolo, que vivís muchas cosas que son similares. Aunque la expresión pueda ser diferente según la revelación del Amor en vosotros. Así, la estasis corresponde a una realidad, para algunos de vosotros, ahora mismo. La Onda de Vida os invita a despertaros. La Onda de Vida pasa también, a veces, por el entumecimiento de este cuerpo que os parece que no está vivo. Cuando viajáis en las Naves, fuera de vuestro cuerpo, cuando hacéis visita a un Hermano, a una Hermana, o cuando una Estrella, un Anciano o un Arcángel os hace una visita, se produce ese mecanismo a nivel del cuerpo. Que esto sea en vuestras noches o en diversos momentos. Y vosotros constatáis, en ese momento que la percepción incluso, de vuestro cuerpo no es ya la misma. Puede pareceros doloroso y pesado, puede pareceros que no existís o no existir más: es exactamente lo mismo. La expresión es diferente según precisamente, el hecho de que vuestra conciencia está instalada totalmente, en lo que vosotros Sois o si permanezca aun, atada a este cuerpo y a la persona que vivís. Entonces sí, los mecanismos llamados “estasis”, lo vivís algunos de vosotros, en episodios: el cuerpo no responde ya, la conciencia no responde, o si no la mente no puede funcionar más como antes. No se trata de senilidad sino más bien, de vuestra Resurrección a vuestra Eternidad.


Pregunta: ¿ascenderemos todos al mismo tiempo?


Existe un momento final. Ese momento final como sabéis, es la Tierra la que lo decide. Existen en ese momento, las Ascensiones individuales. Todos los síntomas que os di, todo lo que vivís en este momento, participa en vuestra Ascensión. Solo el sufrimiento no puede participar. Entonces, la Ascensión se desenvuelve a vuestro ritmo, mientras no esté en marcha la sincronicidad de la Tierra, lo que está como os he dicho, muy cercano. Y mientras que no os lo haya Anunciado, vuestro Canal Marial os hace oír y vivir Vibraciones nuevas, el Coro de Ángeles, como he dicho, aparece, los Sonidos se modifican, proporcionándoos la anticipación de mi Llamada. Y evidentemente, algunos han respondido ya. Os hemos dicho, por cierto, que a menudo, una de mis Hermanas o yo misma, podemos llamaros por vuestro nombre. Esta Llamada es una Llamada individual, por el momento, que os llama a despertaros. Algunos de vosotros han respondido. El Testigo es precisamente, la modificación de esos Sonidos y la Onda de Vida, por supuesto, y los procesos que se modifican de forma cada vez más evidente, para aquellos que los viven, las percepciones de este cuerpo. El sentimiento de que está anestesiado o al contrario muy sensible, o de estar agobiado, o de vivir los mecanismos de Comunión, de Fusión, de Disolución que os hacen daros cuenta de que no sois este cuerpo. Entonces la Ascensión es, muy exactamente lo que vivís. Desde el instante en que la Tierra ha sido Liberada, o la Onda de Vida ha aparecido, a disposición de cada uno, según y cómo acogéis esta gracia, así vuestros miedos son evacuados, han sido superados por la acción de la gracia, a partir del instante en que no resistís, sabéis lo que vivís. No puede haber ninguna duda de esto. Vosotros os encontráis al fin, y es eso lo que os pone en Paz. Y es esto lo que pone fin a todas las ataduras, a todos los sufrimientos, a todas las preguntas y a todas las dudas. Por supuesto, aquellos entre vuestros Hermanos y Hermanas que por razones que les son propias, no lo viven aun, estarán siempre en la duda. Pero la duda que ellos proyectan no es más que su propia duda. Vosotros, vosotros sabéis si lo vivís.


Pregunta: ¿tener los brazos paralizados, encontrarse bilocalizado, sentir la lemniscata sagrada, el caballete de la nariz y el punto KI-RIS-TI  de la espalda, son las primicias de mi Ascensión?


Hijo mío, no son las primicias de la Ascensión, es el despliegue de la Ascensión. Forma parte del conjunto de signos, los cortejos y las manifestaciones que traducen, muy precisamente, la Ascensión. No hay otra forma de pasar de una forma a otra, de un estado a otro, que ese de percibir este nacimiento, esta Resurrección. Esto corresponde a las modificaciones del cuerpo que yo he mencionado. Corresponde a la conciencia de que no sois este cuerpo sino que estáis en este cuerpo. Esto corresponde al mecanismo de la Disolución, sí, efectivamente.


Pregunta: ¿hay alguna diferencia entre Ascensión y Asunción?


Lo que yo viví encarnada en un cuerpo de carne, como vosotros, es una Asunción. Es decir que mi cuerpo de carne ha partido. El proceso es diferente para vosotros, porque incluso si hay Asunción, esta Asunción del cuerpo no os servirá estrictamente para nada. Simplemente es necesario, para algunos de vosotros, vivir la Asunción, es decir que este cuerpo Ascenderá también. No para encontraros conservándolo un largo tiempo, sino para vivir las memorias, no para vosotros pero serán útiles para lo que queda de cumplir en el conjunto de los mundos todavía no Liberados. Constataréis por vosotros mismos que viviendo los mecanismos de Disolución, viviendo lo que Sois: la gracia, esa clase de cuestión no podrá ya aflorar. Porque al encontraros a vosotros mismos, lo vivís en ese momento. Vosotros estáis en ese cuerpo pero sabéis que no sois este cuerpo. Y lo que vivís os lo confirma, sea lo que sea de este cuerpo. Como se ha dicho, no sois vosotros los que desaparecéis, es la ilusión, lo Efímero. Vosotros nacéis, vosotros Resucitáis, encontráis la Libertad y el Amor que Sois.


No tenemos más cuestiones, os agradecemos.


Así, como será cada vez más el caso, con nuestras venidas, sea en los momentos en que estáis presentes para escucharme o en otros momentos, sea en los momentos de vuestras lecturas o de escucha, y como ya es el caso para muchos de vosotros, constatáis, leyendo, escuchando, estando presente, que la conciencia desaparece que os dormís, o si no que pasáis al Absoluto. Es la estricta verdad. Entonces os propongo hoy (y como vuestras cuestiones han parado), vivir un momento de  Comunión, de Fusión, de Disolución acogiendo el Coro de Ángeles,  acogiendo el Amor. Desde este instante, Comulguemos juntos, en el silencio completo de mis palabras. No hagáis nada. Estad simplemente aquí, conmigo, con nosotros.


… Compartiendo el Don de la gracia…


Entonces este silencio, en esta Paz, ahí donde nada más de lo que es efímero puede alcanzaros, la gracia os alcanza. El Coro de Ángeles y la Paz está aquí. Llamadnos, nosotros responderemos.


…Compartiendo el Don de la gracia…


Entre nosotros, la distancia está abolida.


…Compartiendo el Don de la gracia…


Os invito, y nosotros os invitamos, todas y todos, a uniros a nosotros. Porque ahí donde nosotros estamos, es donde estáis vosotros, en esta Morada de Paz Suprema, en este Don de la gracia, en el Amor.


… Compartiendo el Don de la gracia…


En el Silencio pleno de Amor, pleno de vosotros mismos está la Totalidad, está el Absoluto. También está este cuerpo, también está lo Efímero, pero ellos desaparecen.


…Compartiendo el Don de la gracia…


Yo soy María, Reina de los Cielos y de la Tierra. Permanezco a vuestro lado para la Eternidad, si tal es vuestra elección. Vuelvo a vuestra llamada, vuelvo para vosotros todos, acompañada, esta tarde a las 22 horas, por el conjunto de Ancianos, por el conjunto de Estrellas y Arcángeles, para vivir la gracia. Os amo, en Libertad.


…Compartiendo el Don de la gracia…


Hasta pronto.