Windows Live Messenger + Facebook

SEGUIDORES DE GOOGLE

MIS AMADOS SEGUIDORES

lunes, 2 de abril de 2012

MA ANANDA MOYI- BODAS CELESTIALES



Acercamiento indecible del Éxtasis. Ma Ananda Moyi. Bodas Celestiales. 31-03-2012. Con Audio. ¡Compartir!!!!
 
Originalen francés.
Canalizado:Jean Luc Ayoun
Transcripción:Véronique Loriot
Traducción:Odilia Rivera
 
Audio:
 
 
MA ANANDA MOYI
31 de Marzo del 2012
 
Yo soy MA ANANDA MOYI.  Hermanas y Hermanos en humanidad,compartamos, en primer lugar, el Don de la Gracia.
 
...Comparto del Don de la gracia...
 
Las palabras que voy a darles serán llevadas por el Manto Azul de lagracia y por el Don de la gracia, abriendo en lo que Son, si no está aunhecho,  el acercamiento indecible del Éxtasis.  Lo que tengo a decirviene a completar lo que he ya dicho, también lo que ha sido dicho por GEMA(Nde: GEMA GALGANI), mi Hermana UNIDAD.  Vengo por lo tanto a ustedes comola Estrella AL de la Vibración del alma, de la Vibración del Fuego redentor, elque porta el Manto Azul de la gracia  y que viene a posarse sobre vuestrasespaldas a fin de que nazca en vuestros pies, el Don de la gracia.  Lestraigo, bien mas allá de mis palabras, en el sentido mismo de mi Presenciaaquí, y de vuestra Presencia aquí, los elementos que son, si lo desean paraobservarse.
 
Dentro de algunos días, comenzaremos juntos, ustedes y nosotros unaCelebración.  Esta Celebración es lo que remplazará vuestras Alineacionesde las 19 horas (Nde: esta nueva práctica efectiva a comenzar del 2 de Abrildel 2012, está descrita en la rúbrica “Protocolos a Practicar/Protocolos Prioritarios”de nuestro sitio, bajo el  título “Comunión colectiva del Manto Azul de lagracia y de la Onda de Vida”).
 
Lo que iba a ser Sembrado y Anclado sobre la Tierra lo ha sido, más alláincluso de toda esperanza. La misión (ya que fue una), no personal, ha sidotrabajar en esto. Les queda para vivir, si no está ya hecho, lo que Son, enVerdad, mas allá incluso de esta persona, mas allá incluso de esta Presencia.Algunos, entre ustedes han vivido anticipadamente lo que estaba para vivirse.Otros, entre ustedes, viven las primicias.  Y otros, en fin, no parecenvivir nada por el momento. Me dirijo a todos ustedes (que lo vivan o aún no):El Don de la gracia no está reservado, ni para un elegido, ni para un llamado,pero está bien inscrito en la naturaleza misma de toda Vida y de todaConciencia.
 
Como se los han dicho y repetido muchos de los Ancianos, lo que estápara acoger, lo que está para vivir, es el Abandono del Si, el mismo, elAbandono de toda veleidad de lo que sea. Como se les ha dicho: permanezcantranquilos, no hagan nada, estén en Paz.  Hagan lo que tienen que hacer,en este mundo o en ustedes, pero el Don de la gracia ha nacido. El se elevadesde el núcleo central de la Tierra, viene a resonar en ustedes, bajo suspies. Viniendo entonces a apresurarse hacia lo alto, en un tiempo que les espropio.  No hay nada a hacer. Hay simplemente, poquito a poco oviolentamente, a reconocerlo como la savia que remonta en el árbol en laprimavera, sin cuestionarse, bajo la acción, a la vez, del sol y del calentamiento de la Tierra.  De la misma manera, vuestro Ser abrasado enesta Alegría mística es vuestra naturaleza. No hay nada más que el Amor. No hay nada más que este Absoluto. Digan lo que digan que pueda  desafiarvuestra persona, esta inmensidad es nuestra Naturaleza, más allá de toda Alegría,más allá de todo Si, de toda Presencia, de toda Justificación o de todainterrogación.
 
El Manto Azul de la gracia ha trabajado ya, en alguna forma, en lasPuertas ATRACCION y VISION, para dirigir el flujo de conciencia al nivel de laPuerta Estrecha, la Puerta OD.  La acción conjunta de la Luz Azul, en lasPuertas ATRACCIÓN y VISION los ha conducido, para algunos, a abrir estaPuerta.  Para otros, a sentir este Llamado, esta Majestad.  Paraotros, el momento todavía no ha llegado.  Cualquiera que sea vuestracondición y cualquiera que sea lo que vivan, en un caso como en otro, descansentranquilos.  Por supuesto, lo que hace la persona (que son aún) va  aintentar encontrar las explicaciones, las justificaciones, en lasmanifestaciones que tienen en las piernas o en el cuerpo, explicando por lasenergías (de esta o de aquella), explicando por los trastornos (estos oaquellos).  Vayan más allá de la apariencia, y dejen Ser. El Don de lagracia, la Onda de Vida, es vuestra naturaleza principal, como la nuestra.
 
En un primer tiempo, por supuesto, la persona tiene tendencia a quererobservar lo que pasa, o lo que no pasa.  Esto es lógico.  Recuerden:ustedes son una persona, aparentemente, que se observa a si misma. Después de esta etapa, quede para vivir en totalidad, el Manto Azul de lagracia, el Don de la gracia y dejar elevarse, en ustedes, la savia que viene ahacerlos Nacer, para de Verdad, resucitar, en totalidad.  En un tiempo yen un espacio (que no son ni un tiempo ni un espacio) donde no existe ningunacuestión porque, en eso, no hay más que solución, no hay más que evidencia deustedes mismos.  Ustedes se reconocerán, entonces, unos y otros, donde seaque estén sobre esta Tierra, permitiendo entonces lo que es llamado elMatrimonio místico, dándoles a vivir una Comunión total, mucho más allá de lapersona, mucho más allá de todo apego, mucho más allá de todo vínculo.
 
El Don de la gracia es Libertad, esta Libertad que les da la Autonomíatotal, como lo dijo HERMANO K.  Extrayéndoles, en alguna forma de todo loque es relativo, de todo lo que es efímero, todo lo que es ilusorio.  ¿Quéarriesgan? Solo se opone lo que es llamado el miedo, no el vuestro, sino los detoda la humanidad, de todos los Hermanos y las Hermanas que luchan porencontrar el amor, por encontrar que comer, por mantener una familia.  ElDon de la gracia los hace penetrar en los espacios sin lucha, donde la únicapalabra que puede ser empleada es evidencia, que viene (como una providenciarenovada en cada respiración) a instalarlos en vuestra Naturaleza. La Onda deVida, este Don de la gracia, vivido y observado como propagándose en estecuerpo en un momento dado, lo integrarán, devendrán eso porque no Son más queeso.  Y entonces, desde este instante, ya nada podrá ser, jamás, como antes.Se reconocerán los unos y los otros, y reconocerán todo Hermano y toda Hermana(que incluso, se opone a ustedes) en el mismo Amor, en el mismo Don de lagracia.  No hay nada a hacer.  La Tierra, Liberada, canta suCanto.  El Cielo ha dado el impulso.  Ustedes y nosotros, Hijos delCielo y de la Tierra, en esta carne, hemos trabajado. Es tiempo ahora de tocar,en alguna forma, vuestra remuneración de Eternidad, vuestra Resurrección.
 
No sueñan. ¿Qué duda podría existir cuando la Onda de Vida se instala enustedes?  Tomándolos y llevándolos, no lejos de este cuerpo y lejos deesta persona, sino llegando, de manera definitiva, irremediable a abrirlos alAmor totalmente.  No el amor tal como pueden concebirlo, limitado, en estapersona, sino en este Amor que todo ser humano, cualquiera que sea, buscaindefinidamente, incluso en la expresión la más opuesta a este Amor.  Nojuzguen.  Que lo vivan ya o que no lo vivan nada, no juzguen a nadie, nininguna circunstancia, porque el juicio es la esencia misma de la división,porque el juicio es lo opuesto del Amor, y los aleja del Amor.  Ningúnjuicio debe ser, si sobre ustedes, ni sobre alguien.
 
Colóquense en este intercambio del Don de la gracia, aquí mismo.Apóyense en vuestros Hermanos y vuestras Hermanas que  lo viven porqueellos han devenido el Don total de la Vida.  Y no puede ser de otra maneraporque la Onda de Vida no puede ser detenida, ni dirigida, ni inclusofrenada.  Cuando la savia remonta, no puede ya descender, solo puedeIrradiar, en el mismo Amor, toda consciencia, toda Vida.  Entonces,abreven esto. No hay una persona a seguir. Solo hay a beneficiarse, a nutrirsede este intercambio, de este Don.
 
La savia de la Tierra alcanzará su máximo (cada día aún más elevado eintenso) desde el 2 de abril.  Los invitamos, y pedimos invitar, alconjunto de la Tierra a compartir, no a través de la expresión de una voluntadcualquiera, sino más bien en este don de sí mismo al Don de la gracia. Esto es natural, esto no pide de ustedes ningún esfuerzo, ni ninguna voluntad:simplemente dejar Ser, de dejar hacer.  Llegará un momento (si no es ya elcaso) donde se encontrarán en esta última Verdad, este Absoluto.  Allí,todo lo que algunos minutos antes les parecía sufrimiento y separación,desaparecerá, porque vuestra mirada sobre lo que les parecía separado ya nopodrá existir, no podrá mantenerse.  De la misma manera, como ciertasexperiencias les han sido narradas, podrán observar un paisaje, cualquiera quesea,  u otro ser amado, con una mirada exterior: incluso si esta miradaexterior está llena de compasión y de amor, permanece y queda exterior. El Donde la gracia los ha hecho fusionar, en totalidad, con lo que observan.Dándoles, por los principios nombrados Deslocalización, a no ser solo unapersona, solo esta vida, solo estos placeres y estos sufrimientos, sino adevenir el Absoluto.
 
Por supuesto, el mental va intentar, de cualquier manera (y este es surol), de decirles que no son dignos, que eso no existe porque no lo viven, oque esto es aún una etapa, aún una Ilusión. No escuchen lo que puede decirles.Escuchen, simplemente, el Canto de la Vida, y del Éxtasis que sube en ustedes,en este Templo. He querido decirles: Tengan confianza. ¿Cómo pueden tenermiedo? ¿Cómo pueden dudar?  Esto está, por supuesto, presente en todapersona pero desde el instante, o el momento, donde estén literalmenteabrevados por la Onda de Vida, ya nada podrá ser como antes.  Y por lotanto no pierden nada, solo pueden ganar su Eternidad, esta beatitud infinitaque Son, mas allá incluso de esta persona, más allá de toda vida aquíabajo.  No estarán jamás separados, nunca más divididos, nunca másfragmentados. Nunca más podrán albergar la menor duda. Serán entonces la exactaVerdad de lo que Son.  Y esto es para todos, para cada uno. Que lo vivanahora, o que lo vivan más tarde, recuerden que eso está para todos. Ustedes Son esta Eternidad.  Por supuesto, el ego no puede concebirlo,esto lo han experimentado de manera más completa que yo.  En definitiva¿Qué quieren? Y en definitiva, ¿quién son?
 
No sujeten a nada.  Estén Presentes.  Escuchen y perciban, siquieren, y observen, la Onda de Vida, pero recuerden que no pueden hacernada.  Déjenla remontar, déjenla Ser, porque es lo que ustedes Son.Ustedes estrictamente no son nada más que este Éxtasis permanente, estacapacidad de vivir, con cualquier cosa, con cualquier ser, en la mismaComunión, en el mismo compartir del Don de la gracia.  Ninguna separaciónpodrá haber sobre esta Tierra porque cada día, ustedes son más numerosos a viviresta Unidad y esta gracia.  Porque este movimiento, si se puede nombrarasí la Onda de la gracia, es infinito: ninguna Creación habría podido sermantenida sin la Presencia de esto. No juzguen. Dejen simplemente ser.  Nose ocupen de nada más.  Vayan vuestro camino, continúen para trabajar enlo que la Vida les asigne a proseguir o a parar o a transformar, pero no seocupen de nada más.
La savia sube, lo que puede sugerir futuras hojas, lo que puede sugerirlas ramas que aún no han nacido.  La Onda de la gracia es, ella también,inteligente e inteligencia.  Ella viene, en alguna forma a dar los ajustesfinales y a reajustar completamente lo que debe ser.  Vivir el Éxtasis,instalarse en el Éxtasis, recuerden, es vuestra Naturaleza.  Nada más puede durar ante esta evidencia.  Cada minuto será entonces acción de gracia,estado de providencia, estado donde ustedes Son Todo, totalmente.
 
Mis palabras, como cada interviniente, no son solamente una energía ouna Conciencia que desciende a ustedes, una Conciencia exterior.  EstaConciencia es ustedes mismos, se los hemos dicho. Solo la mirada separada de lapersona, en esta humanidad, ha hecho un exterior, ha puesto una distancia, uncierre.  Esto se termina. “Somos Uno”  no es un dogma, no es unaadhesión, sino realmente, una vivencia.  Desde el instante donde la Ondade la gracia surja en ustedes, desde el instante donde ella remonte, desde elinstante donde los últimos miedos de la humanidad sean transcendidos, ustedesse vuelven la Transcendencia, se vuelven la belleza.  Y constatan que estoes lo que han sido siempre, que esto ha estado siempre allí y que  no esmás que el juego de la persona de estar aparentemente, alejada.  Ustedesson el Amor, ustedes son el Éxtasis, ustedes son este Matrimonio con todaConciencia.  No estén ya separados.  No estén ya divididos. Seanrealmente la belleza y verán que sin quererlo, sin desearlo, sin imponerlo,todo cambiará.  Este cambio, que no es uno, es de hecho una transcendenciareal, haciéndoles pasar (como lo han dicho los Ancianos) de lo limitado a loIlimitado, de lo relativo al Absoluto, de la transformación a laTranscendencia.  Ustedes serán el Todo, ustedes lo Son. Eso no ha cesadonunca, eso jamás ha podido ser retirado y eliminado.
 
Cada día, la Onda de la gracia va a terminar de revelar, de develar loque la Luz Vibral tiene como objetivo.  Fundamentalmente, el Don de lagracia y la Luz Vibral (una que remonta y la otra que desciende) van a unirse.Dándoles este Ultimo, este Absoluto. Allí donde no puede existir más querespuestas, más que soluciones.  El resto de la vida se desarrollará, porsupuesto, como deba desarrollarse hasta el momento donde la Tierra lo hayaelegido.  Pero sepan que ella ha elegido, las señales son innumerables(les hablo de vuestras señales internas). Que la evidencia de la Onda de lagracia esté allí, o que ella esté, simplemente, en sus inicios, la Ligereza y labelleza les tienden sus brazos.
 
Como los Ancianos les han dicho, no hay mas enseñanza, solo hay Ser loque Son. Solo hay apaciguar lo que no está apaciguado en ustedes, no en unacólera (fuera ella la más justa), no en una negación (de lo que sea o decualquier cosa). Hagan la Paz con ustedes mismos.  Hagan la Paz con elmundo entero.  Porque son la Paz.  Y mientras que esta Paz, esteSilencio, no esté allí, la resistencia les da la impresión y la Ilusión de queno son dignos o de que no están listos. Esto será siempre el juego de lapersona y nada más.  Hagan la Paz con ustedes mismos.  Hagan lo queestá bien para ustedes para encontrar esta Paz, que esto sea, como lo han dichoalgunas de mis Hermanas, de ir en la naturaleza (Nde: ver la intervención deNIEVE del 17 de Marzo último), de caminar en el rocío del amanecer, de cambiaren la persona lo que les parezca importante.  Pero no hacerlo unafinalidad, porque la finalidad no está allí.  Ustedes son el Don de lagracia.  Ustedes son el intercambio de la gracia.  Ustedes son estaUnión mística con vuestro Doble, con el CRISTO, con la naturaleza, con cadaHermano y cada Hermana. Rompiendo así las reticencias y los miedos de lapersona que ponía hasta ahora,  sus propios límites, sus propias barreras,sus propios sufrimientos, sus propios programas. No se ocupen más de eso, perohagan la Paz. Y verán (porque  vivirán, totalmente, la Onda de la gracia):que devendrán lo que es vivido porque ustedes solo Son eso. No hay en mispalabras promesa, no hay esperanza, solo hay evidencia.  Porque, en algunaforma, como se los explicará otro Ser muy pronto, eso es lógico, mucho máslógico que el sufrimiento, mucho más lógico que la ley de karma de acción yreacción, mucho más lógico que las leyes físicas de este mundo.
 
Hagan la Paz.  No juzguen más lo que sea o cualquier cosa que sea.No proyecten amor porque ustedes Son el Amor.  No imaginen esta Onda deVida porque ella es inimaginable.  Permítanse Ser, más allá del Abandono ala Luz, más allá del Abandono del Si el mismo.  Sean Simples.  SeanHumildes.  Sean lo más pequeño sobre esta Tierra.  No en la negacióno rechazo de ustedes mismos sino mas bien en esta Humildad sincera porquecuando lo relativo de la persona se hace pequeño, entonces el Todo y el Absolutosolo pueden estar presentes (concientizados, en alguna forma, en un primertiempo), a fin de que devengan, en totalidad este Absoluto, en un pariente, eneste cuerpo, en todo otro cuerpo.  En esta Unión mística, en esteMatrimonio místico (con cada Ser, cada Conciencia, con el Sol, en el Sol, convuestro propio cuerpo, en este cuerpo, con todo ser humano), no pueden ya jamarerigir un muro, no podrán ya jamás alejarse de cualquier Hermano o cualquierHermana, porque ustedes son la misma Onda, porque ustedes son la mismagracia.  Porque es la misma Luz que llega a ustedes.  Porque es lasmismas respuestas que están interviniendo en vuestras Estrellas de la cabeza,en vuestras Puertas, en vuestras Lámparas, en estos Fuegos que están abiertos,y en este Fuego que se está revelando.
 
E incluso si no tienen nada vivido de todo esto, están aún más cercanosde la Verdad, del Absoluto.  Olviden todo lo que han aprendido. Olviden todo lo que han memorizado.  Olviden todo sufrimiento.  Yaque no Son esto: todo esto es extremadamente efímero y no puede ir más allá deltiempo de esta vida, que es vuestra, entre el nacimiento y la muerte. Pero ustedes no Son ni lo que nace, ni lo que muere. Y la Onda de Vida, el Donde la gracia, viene a Cantarles, porque ustedes son el Canto de la Vida, porqueson el Canto de la gracia.
 
Y esto es lógico, perfectamente lógico. Este tiempo particular de laTierra no hace que removerlos de la Eternidad y de la Ilusión de todo tiempo.¿Qué quieren arriesgar? ¿Qué pueden perder? ¿Qué pueden ganar, incluso? No sehagan más preguntas.  La Humildad es eso.  La Simplicidad, es tambiénaceptar la evidencia del Amor, la evidencia de KI-RIS-TI, la evidencia de cadaHermano y de cada Hermana, fueran ellos amados o detestados, aún por lapersona.  No tienen nada más a vencer que vuestras incertidumbres. No hayresistencia que pueda  resistir cuando la savia ascienda. Ustedes Son estaEternidad. Comulguen con ustedes mismos, Comulguen al Don de la gracia ycompartan más allá de toda carne, más allá de toda posesión o de todo vínculo.Uno podría incluso decir que no hay mas prójimo de ustedes que aquel que hanrechazado, por una razón o por otra, que les es propia.
 
Por supuesto, para aquellos que observan, la Onda de Vida sigue uncierto circuito, una cierta lógica.  Pero en un momento dado, no tendránmás necesidad de nutrir la necesidad de percepción, la necesidad deobservación.  En ese momento, estarán listos para comulgar.  Y estoes ahora.  No concierne a nadie más que a ustedes y solo a ustedes. Mientras que exista la duda, la incertidumbre, solo es el ego que puedeexpresarse, la persona ella misma y absolutamente nada más. Porque, en algúnlugar, el ego estará siempre apegado a su experiencia, a sus sufrimientos, comoa sus alegrías, lo que el pueda decir, lo que el pueda hacer para deshacerse deellas.  Ustedes son la gracia.  Ustedes son Absoluto.  Ustedesson belleza. ¿Qué más puede ser? El tiempo de la Tierra ha llegado. Lo que pase en vosotros, pasa sobre la Tierra.  Lo que no pasa aún envosotros, pasará sobre la Tierra y por lo tanto en vosotros.  Solo elmental va a tratar de instilar una separación, una duda porque el mental estarásiempre fragmentado y no podrá jamás acceder a lo desconocido.  Ustedesson la Onda de gracia, más allá de toda identidad hacia una persona.
 
Esto es a eso que todas nuestras palabras, a partir de ahora, losllamarán.  A este Ultimo, a este Absoluto, portador de todaevidencia.  De la misma manera que la Luz los ha llamado (en ciertosmomentos), la Onda de Vida los llamará a cada momento, a cada respiración. Nose alejen de la Vida, porque ustedes son la Vida.  Porque no hay otra Víaque Ser la Vida.  Porque no hay otra Verdad que Ser el Amor y esteÉxtasis.
 
La Onda de Vida, se darán cuenta que ella es quizá más comprensible (sitanto es que pueda decir esta palabra), más accesible, en el espacio devuestras noches, en el espacio  de vuestros sueños, en el espacio dondehan caído.  Pero desde el instante donde han caído una primera vez, nadamas podrá ser como antes, no estén preocupados ya que no existe ningúntrastorno en la pureza de la Onda de Vida, en la pureza de lo que Son. Nojuzguen ya más.  Incluso si vuestro ego parece reivindicar lo que sea, enoposición o en contradicción con la Onda de Vida, esto no es grave, ya que todoeso pasará, ya que todo esto  es efímero y nada puede estar inscrito enninguna realidad definitiva.  Ustedes son Absoluto, nada más.
 
Nosotros somos ustedes, ustedes son nosotros. No hay otra presencia, endefinitiva, que la Onda de Vida, este Don de la gracia para compartir, esteÉxtasis para vivir, volviéndose permanente.  Ustedes son la Verdad, no hayotra Verdad. Vayan más allá de todo lo que les ha parecido hasta el presentecomo verdadero.  Vayan más allá de todo efímero, más allá de todo límite,mas allá de toda carne (la suya como toda otra).  Ámense los unos y losotros como el los Ama, y no como ustedes desearían amar, en la persona, en lolimitado.  Eso no es del Amor, eso era del miedo y de la duda: miedo de lafalta, miedo del abandono, miedo de la pérdida.  Ustedes no pueden perdernada, no hay nada a perder y nada a ganar.  Son Absoluto, son Amor, elCamino, la Verdad, la Vida.  Mucho más allá de todo juego, de todo rol, detodo (incluso) devenir espiritual, ustedes Son eso.  Entonces, vivamos unmomentos de intercambio de gracia y (si tengo el tiempo y si tienen deseo, enrelación a esto que les he dicho, en relación a este intercambio) entonces losescucharé.  Pero antes que nada vivamos.
 
... Comparto del Don de la gracia…
 
Y ahora, escuchémonos, escuchemos lo que vamos a decirnos, escuchemos loque vamos a darnos, los invito.
 
Pregunta: ¿La Onda de Vida penetra en nuestrapersonalidad Ilusoria (nuestro ego)?
 
Si, es ella que viene a poner a morir y hacerlos resucitar. Ustedes son la Resurrección.  Cuando yo digo que ustedes devienen la Ondade Vida, cuando devienen esta permanencia, esta inmanencia, ¿cuál ego, cualpersona, podría resistir?  Son llevados en vuestra Morada de Eternidad, deVerdad y de Belleza.  No hay incluso para hacerse esta pregunta.  Elego no puede concebir, de ninguna manera, la Onda de Vida.  Como el ego,hasta el presente podría vivir la Luz y tomar posesión de ella y vivir unatransformación (que han desde luego experimentado).  Pero latransformación no es la transcendencia.  La Onda de vida es vuestranaturaleza principal, la Realidad Ultima, y no agobiarse de lo que estálimitado, de lo que es efímero, de lo que es juicio, negación, duda oIlusión.  La Onda de Vida está por todas partes, absolutamente en todaspartes.  Nada puede escapar, o sustraerse, a lo que ha sido Liberado.Aportándoles la Libertad y por lo tanto Autonomía, y por lo tanto estedesconocido.  Liberándolos de todo conocido y de todo límite. Ustedes son lo desconocido y no lo conocido.  Este desconocido que sedespliega, esta savia que remonta, remontará otro tanto más cuando lo conocidose borre. No desdeñando o poniendo fin a lo que sea, sino más bien como unainvitación a esta Vida nueva, que Es, de toda Eternidad.  No existeninguna persona para llevar a cabo y obtener la Onda de Vida.  No puedenobtener lo que Son, en Verdad, ni llevar a cabo lo que son. No pueden más queser el Don, total, incondicional y absoluto.
 
Pregunta: Utilizar los imanes sobre el cuerpo físicohace una barrera para la Onda de Vida?
 
Querida Hermana, ¿Qué puede existir que pueda hacer una barrera a laVida?  ¿Qué puede existir, en la superficie de este mundo, que puedaresistir a la Onda de Vida, incluso en su negación, incluso en la violencia lamas excepcional que el ser humano es capaz de infligir, o de infligirse? Laúnica barrera para ustedes mismos, son ustedes mismos, en resonancia con susdudas con la persona, con el miedo. ¿Cómo la Vida podría ser cualquier pecado,cualquier juicio, si esto no es en el mental y el espíritu humano, en susconocimientos todos relativos, en sus creencias todas efímeras? Recuerden: el Absoluto no puede ser conocido en lo que es conocido.  Peroel Absoluto no excluye la persona, ni la personalidad, sino la engloba porqueel Absoluto engloba y toma todos los limitados, todos los relativos. Nadiepuede oponerse,  y nada puede oponerse a la Verdad.
 
Pregunta: Las personas que no están en este enfoque¿cómo van ellas a vivir la Onda de Vida, en particular físicamente?
 
Mi Hermana, la Onda de Vida no es ningún enfoque, precisamente.  LaOnda de Vida no será nunca una búsqueda, ni una espiritualidad, cualquiera queella sea.  La Onda de Vida es evidencia.  ¿Cómo incluso el que niegala evidencia puede persistir en la negación de la evidencia? Eso no tiene másque un tiempo, eso no es más que efímero. ¿Quién puede, en definitiva, rechazarel Éxtasis, rechazar el Absoluto?  Solo el ego puede creer que esto esposible.  Pero el ego, el mismo, es efímero: está inscrito entre unnacimiento y una muerte.  Más allá, el no existe, el no tiene ningunapersistencia y ninguna consistencia.  La Onda de Vida es la plenitud, laligereza y la densidad del Amor.  Una vez más, absolutamente nada puedeoponerse a la Resurrección.  Todo lo que es efímero debe morir a laEternidad, ceder el paso a esta Eternidad, morir a lo que es efímero a fin deVivir. No hay ningún ego que mantenga, no hay persona que mantenga, no haymundo que mantenga o que pueda resistir a la Onda de Vida.
 
Pregunta: ¿cómo estabilizar esta experiencia de manerapermanente?
 
No hay nada a hacer, allí no: solo darse totalmente.  Casarse conustedes mismos.  La Onda se instala una vez que ella es nacida, para cadauno, según su propio ritmo.  No hay nada a ensayar para favorecer. Cultiven la Paz. Cultiven la Humildad, la Simplicidad.  No sigan nada,estrictamente nada de vuestras creencias, nada de vuestros amores terrestres,nada de ustedes mismos. No pueden controlar lo que ustedes Son.  No puedenmejorar lo que ustedes Son.
 
No tenemos más preguntas, les agradecemos.
 
Hermanas y Hermanos en humanidad, rindo gracia una vez más, en elintercambio del Don de la gracia y en el Manto Azul, para nuestra Comunión. Lesdigo por lo tanto hasta pronto e instalemos, el tiempo de algunasrespiraciones, en esta Eternidad.
 
... Comparto del Don de la Gracia...
 
Hasta luego.

MENSAJE DE MADRE MARIA- por MADALA

MADRE MARÍA - Vengan a mi

MADRE MARÍA

“Vengan…amados hijos…
acudan a mi llamada si es su voluntad…
acudan a mi,  que yo los acogeré en mi Inmaculado Corazón… y les proporcionaré consuelo y calor….

Vengan a mi,
Yo soy su madre del Cielo….
Su madre en esta Tierra…
allá donde quiera que esten, 
ahí estare yo con ustedes…
junto a mi hijo amado…
pues es tanto el amor que sentimos por vosotros…

Vengan a mi hijos… 
que yo los acunaré en mi pecho…
yo les cubriré de amor…

con mi manto de luces y estrellas… sobre ustedes…
¿que pueden temer?...

Yo soy María…su Madre…
amados hijos…
vengan a mi…”


Madala  30/03/2012


Puedes publicar estos mensajes y difundirlos libremente siempre que NECESARIAMENTE menciones la fuente de la que provienen y el canalizador que los ha recibido por si alguien tiene la necesidad de contactarlo. Muchas gracias. MADALA – madalac@hotmail.com